Honor apuesta por el precio y la conveniencia de no tener que salir de casa para vender sus teléfonos inteligentes de pantalla grande y SIM dual. ¿Lo logrará?

 

La verdadera guerra de los smartphones no está en el segmento del iPhone, sino en el de los teléfonos celulares baratos, y esta empresa china cree tener lo que se necesita para ganarla. Honor, que llegó a México el 8 de mayo pasado, apuesta todo a su Honor 4X, un potente teléfono de pantalla grande al que se le pueden colocar dos tarjetas SIM y que sólo puede comprarse por internet. ¿Su precio? 2,999 pesos.

PUBLICIDAD

Para saber más sobre su estrategia, Forbes México platicó con Gabriel Vallari, director de Honor en México. “Lo primero que hay que saber sobre nosotros es que somos una e-brand, es decir, vendemos exclusivamente por internet directo al consumidor final, lo que nos permite reducir costos, y el usuario recibe un precio justo por nuestros celulares. Queremos ser el líder mundial”, afirma.

Vallari no se toma a la ligera sus objetivos: “El objetivo es tener el 10% de la participación de mercado en México con diferentes modelos en un año.” Actualmente, la empresa vende el Honor 4X, un teléfono con SIM dual y ranura de expansión de memoria que es un sólido competidor dentro de la categoría (pueden leer nuestro review aquí).

La tarea no es nada sencilla, especialmente porque está en el sector más competido. No, la gran masa de mexicanos no está comprando iPhones ni Galaxies: de acuerdo con cifras de The Competitive Inteligence Unit (CIU), al último trimestre de 2014 sólo 3% de los compradores en México pagó más de 10,000 pesos por su teléfono, contra un apabullante 69% que desembolsó 3,000 pesos o menos, y los 2,999 pesos que cuesta el Honor 4X están justo dentro de esa frontera. “En dos días de HotSale nos terminamos el stock pensado para un mes, trajimos más y lo volvimos a vender”, asegura el directivo.

Honor, que ya se vende en casi toda Europa y en toda Asia, usará a México como plataforma de entrada a América Latina. “Estamos enfocados en todos los mercados, y como la plataforma es e-commerce, podemos hacerlo”, dice Vallari.

El ejecutivo también reconoce la similitud de su modelo de negocio con el de Xiaomi –otra compañía china, pero una que aún no llega a México–, quien es su competidor directo en China (y lo será en Brasil también): “Xiaomi es a escala mundial nuestro competidor más fuerte. En México somos los primeros, entonces llevamos la ventaja en América. Es complicado el ecosistema de e-commerce en el continente, pero en México ya tenemos partners para la logística, especialmente DHL, y entregamos de dos a tres días con envío gratis.”

Para Vallari, México es una incógnita: “Tenemos grandes expectativas; la idea es seguir con Colombia, Argentina, Chile y el resto.” Aunque aún están a la espera de más datos para analizar el mercado y ver cómo se comporta.

Honor nació en diciembre de 2013 como una filial de Huawei (el cuarto vendedor mundial de teléfonos, sólo después de Samsung, Apple y Lenovo), y el primer año vendió más de 20 millones de celulares que generaron ingresos por 2,400 millones de dólares (mdd), cantidad que “planeamos duplicar este año”, afirma Vallari.

 

Siguientes artículos

En reducción de la pobreza en México: más malo que bueno
Por

Aunque extraño, quienes sufren pobreza extrema son menos (con una pequeña reducción de 100,000 personas), pero hay más p...