El cambio tecnológico está provocando la extinción de muchos negocios. Pero también está abriendo paso para nuevas formas de generar dividendos. ¿Dónde invertir mañana? Todo apunta a que de las industrias de la alimentación, salud y seguridad, entre algunas otras, saldrán los nuevos millonarios.

 

Por Omar Gonzalo Mérida Ariceaga*

 

PUBLICIDAD

El éxito empresarial resulta de entender, adaptarse y capi­talizar la velocidad del cambio tecnológico. En 2004, cuando el DVD estaba en auge, Blockbuster tenía más de 9,000 tiendas y 60,000 empleados. Sin embargo, seis años después, estaba en bancarrota. En ese lapso se desarrolló la banda ancha, los costos bajaron y con ello surgieron nuevas formas de entretenimiento. Conclusión: la compañía no entendió que no se estaba transformando el producto sino el medio.

Tomar una decisión de negocio tenien­do mayor o menor certidumbre sobre qué está deparando el futuro tiene un valor in­calculable. Y ante este contexto de vertiginosas transformaciones, que lo mismo generan oportunidades que amenazas, la pros­pectiva se erige como una importante herramienta ya que su meta es reducir la incertidumbre sobre qué decisión tomar y, para esto, hay que estudiar las megaten­dencias y las minitendencias.

Las megatendencias son cambios en el entorno con impactos de toda índole, su análisis es de particular interés para la planeación de un país o una gran empresa en el largo plazo. Las minitendencias, en tanto, son cambios incipientes sobre secto­res específicos y resultan de suma utilidad para desarrollar nuevos nichos de negocio, toda vez que su oportuna detección permite aprovechar curvas de mercado ascendentes.

 

Telecomunicaciones: la era de la ubicuidad

Cada día más dispositivos cuentan con conectividad, ello generará el siguiente paso en las telecomu­nicaciones: la era de la ubiquidad, donde todo y todos, junto con lo que consultamos, estamos ubicados en todo momento.

Ante dicho escenario, se abren oportunidades de negocio en el manejo y cruce de esa información. Las empresas de medios encontrarán oportu­nidades de negocio ofertando contenidos a la medida, un producto valioso para que sus anunciantes elijan el mejor medio para transmitir su mensaje.

En paralelo, la generación de esta infor­mación requerirá del diseño de nuevos ma­teriales que soporten el tráfico de datos que se generará. Esto abre espacio a aquellas compañías que han comenzado a invertir en materiales que ofrecen estas propie­dades, como lo es el Grafeno, que se erige como una oportunidad para el desarrollo de negocios en el futuro; otras empresas que comenzarán a tener un importante auge son las de manejo y análisis de big data.

Una de las tendencias particulares del sector telecomunicaciones consiste en la miniaturización. Este patrón de producción es resultante de los avances en nanotecno­logía, que permiten generar nuevos mate­riales más resistentes y manejables, con los cuales desarrollar piezas más pequeñas. Hoy, existen startups que gracias a estos avances han entrado al desarrollo de dispo­sitivos, que ofrezcan soluciones tecnológicas competitivas pero generen menos costos.

 

Alimentación: nuevos sabores y menú

El panorama del sector alimentario se muestra poco alentador debido al problema de distribución y la creciente demanda en la materia. Por ello, una de las principales tendencias que se despren­den de esto es el cambio en el propósito de nuestra comida, ya no hablaremos de alimentarnos sino de nutrirnos. Es decir, importará el objetivo final y no la fuente.

Con ello surgen interesantes oportuni­dades, toda vez que diferentes alimentos  considerados anteriormente como una rareza pero que son altamente abundantes y, sobre todo nutritivos, se van a posicionar, incluso a recomendación de la FAO, como alimentos de producción en masa.

La necesidad básica es nutrirnos, por ello, alimentos como los insectos y el conejo surgen como productos con importantes mercados en las naciones en desarrollo, que son las que demandarán más alimentos en las próximas décadas.

En cuanto a los primeros, existen casi 1,900 especies de insectos catalogados como comestibles (549 de esas especies tienen presencia en México). Por su parte, el conejo se presenta como una interesante alternativa a quien prefiere comer carne, gracias a que es rico en proteínas, bajo en colesterol y con­tiene todos los aminoácidos esenciales.

Además, existe una minitendencia del sector, que resulta de la revolución de la comida fresca, es el surgimiento de los granjeros virtuales. En las naciones desarrolladas, y en las principales ciudades de naciones en desarrollo, están en auge los llamados farmers market, espacios donde pequeñas granjas de la localidad ofrecen productos orgánicos.

 

Salud: prevención, la clave

El mundo está envejeciendo. En 2050, la edad media de la población mexicana será de 42.7 años y 21.2% de la población será mayor de 65 años. Las oportuni­dades futuras en el sector salud surgirán por la combinación de dos tendencias: medicina preventiva y servicios personalizados.

Dicha combinación producirá un giro en los servicios geriátricos, rama que even­tualmente saldrá del tronco común de la medicina. Gracias a los avances tecnológi­cos, esta población envejecida —los llama­dos sexalescentes (sexagenario + adoles­cente)— tendrá suficiente vitalidad, lo que, aunado a ahorros económicos y tiempo li­bre, los convertirá en un importante merca­do. Entre los servicios que demandará esta población están: atención médica integral y ocio; combinación que abre la posibilidad al desarrollo de centros geriátricos que no sólo atiendan un problema médico sino que su gama de servicios mejore la experiencia del visitante; se tratará de un valor agregado al boom del turismo médico, donde la atención se enfocará en desarrollar desde actividades recreativas hasta dietas adecuadas conforme a los requerimientos y atención a recibir.

Además, se están abaratando las técnicas para secuenciar el genoma, lo que posibi­lita que cada quien pueda tener desde su nacimiento un diagnóstico de las enferme­dades que puede padecer.

Los call center médicos se presen­tan como un nuevo modelo de negocio, ofreciendo atención personalizada y precisa; que mi doctor conozca mi historial desde niño para saber qué recomendarme con base en su experiencia, será cosa del pasado. El sistema basado en la decisión doctor-paciente va a desaparecer como re­sultado de la medicina basada en evidencia, donde la precisión de estudios y tratamien­tos primará sobre el análisis del doctor.

En paralelo, los avances en conectividad permitirán que podamos subir nuestra información médica a la nube, haciendo que nuestro historial esté disponible las 24 horas, facilitando con ello los diagnósticos y la medicación.

 

Energía: interactividad y conservación

La sustentabilidad es la megatendencia que actúa como driver del sector energético. La necesidad por generar energía limpia para cumplir la creciente demanda global está llevando al desarrollo de fuentes alternas.

Es necesario explorar cuáles son las nuevas tendencias en producción e infraestructura energética, a fin de detectar los servicios que se requerirán, así como las oportunidades interesantes para invertir.

Las redes eléctricas interactivas, cono­cidas como smart grids, son el futuro de la infraestructura eléctrica. Estas redes permiten un consumo más eficiente, gracias a la adición de sensores que miden el uso energético en los aparatos que alimentan, y a que estos también se adicionan con me­didores.

El Departamento de Energía de Estados Unidos estima el valor de toda la industria de las smart grids en 40,000 millones de dólares (mdd), aunado a que los ahorros que generará en los próximos 20 años se estiman en 170,000 mdd.

La conservación es una importante minitendencia del sector. En los últimos años, en paralelo a la producción de energía limpia, un sector ampliamente desarrollado está siendo el del almacenamiento de ener­gía. Alemania y China, por mencionar algu­nos, han lanzado proyectos como bancos de energía para explorar nuevas alternativas para este fin, ya sea mediante el desarrollo de nuevas baterías o mediante tecnología incipiente, como el uso de hidrogeno.

 

Seguridad: percepciones serán realidades

El papel de las fuerzas de seguridad modificará percepciones, más que perseguir y capturar objetivos. El foco de atención pasara a grupos e individuos. Lo anterior generará que desde el sector público se invite a agencias y a diseñadores de contenidos a participar en el diseño de campañas y mecanismos de comunicación enfocados en este cambio de perspectivas.

Dentro de esto, habrá oportunidad para que desarrolladores de software diseñen juegos y aplicaciones para niños y jóvenes con mensajes enfocados a la prevención del delito y al reforzamiento de valores ciudadanos.

En cuanto a la seguridad privada, como se ha visto, cada vez más y más compañías migran a la nube. En ello, la demanda se dirige hacia servicios de protección en el manejo de datos y gestión de identidad y autenticación en los dispositivos actuales y emergentes, pero estos tendrán que ser integrales; es decir, el abanico de ofertas incluirá desde la asesoría sobre seguridad hasta capacitación y gestión, sin olvidar el elemento de certificación para las empresas que brinden este servicio.

En síntesis, la velocidad de los cambios en el mundo de los negocios puede parecer una capa de neblina que no permite ver la oportunidad, por lo que se vuelve necesario recurrir a herramientas como la prospecti­va, que nos permitan detenernos, iluminar el horizonte y tomar la mejor decisión.

Tú, ¿a qué negocio le apostarás?

solar1

*Director de World Future Society – Capítulo Mexicano A.C.

 

Siguientes artículos

¿Quieres crecer? Búscate un enemigo
Por

¿Por qué tener un enemigo enfrente te hace moverte, crecer y ser mejor? Cuando existe antagonismo, las ideas fluyen, la...