El jefe de gobierno asegura que el ingreso de los mexicanos debería aumentar a 82.9 pesos este año, medida que ayudaría a superar la línea de pobreza alimentaria, lo que permitiría que al finalizar el actual sexenio se llegara al nivel que manda la Constitución.

 

 

El jefe de gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, presentó su propuesta para elevar el salario mínimo, de 67.3 a 171.3 pesos para 2018, con el propósito de que todos los trabajadores puedan alcanzar la canasta alimentaria.

PUBLICIDAD

dentro del docimento Política de recuperación del salario mínimo en México y en el Distrito Federal. Propuesta para un acuerdo, el jefe de gobierno explica que, durante el primer año el salario debería aumentar a 82.9 pesos para superar la línea de pobreza alimentaria.

También propone un aumento anual de un 27.4%, más inflación, durante 2016 a 105.6 pesos y en 2017 a 134.5 pesos, de modo que para terminar el sexenio, el salario mínimo llegara a 171.3, el nivel que manda la Constitución.

Mancera explicó que en el primer año se realizaría un aumento moderado de 15.6 pesos diarios, mientras que de 2016 a 2018 se incrementarían 29.39 pesos más inflación.

Otra de las medidas que establece la propuesta para elevar el ingreso de los mexicanos es la desindexación de los salarios, debido a que funcionan también como una unidad de medida en diversas normas generales, leyes y reglamentos.

“Es preciso establecer la técnica legislativa adecuada para llevar a cabo modificaciones a la normatividad que desvinculen del salario mínimo la cuantificación de los montos a erogar por aquellos conceptos, con lo cual se rompería el círculo vicioso de acuerdo con el cual el necesario aumento de los salarios míni­mos no se lleva a cabo so pretexto de su impacto en las cantidades que lo tienen como referente para su determinación y pago”, explica Mancera en el reporte.

El jefe de gobierno establece que la medida más viable para desindexar, es la creación de una Ley General de la Unidad de Cuenta del Estado Mexicano (UCEM), un nuevo ordenamiento que, establecería la unidad e indicaría en qué casos se utilizaría y determinaría el ajuste del salario mínimo con el paso de los años.

 

Propuestas y críticas

El debate sobre alzar el salario mínimo comenzó en el segundo trimestre de 2014, cuando Mancera declaró en el marco de la ceremonia de conmemoración del 1 de mayo: “De 1976 a 2014 los salarios se han reducido en un 71% a nivel nacional y en un 77% en el Distrito Federal. El 1 de mayo, el día de los trabajadores, es una ocasión para lanzar este debate a nivel nacional: ¿Puede la economía mexicana crecer sobre la base de salarios mínimo tan castigados? ¿No será que la economía mexicana no crece porque el nivel de ingreso de los trabajadores es muy bajo?”.

Al respecto, la medida fue calificada de forma negativa por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Ciudad de México y Gustavo Madero, presidente del Partido Acción Nacional (PAN), quienes aseguraron que la medida era inadecuada, debido a que los salarios no son un tema local, aunque éste último declaró después consideró pertinente debatir la propuestas para incrementar el salario.

En el reporte, Mancera propone 10 medidas que en conjunto posibilitarían una nueva política de recuperación de los salarios mínimos en México y en el Distrito Federal.

A nivel nacional sugiere:

1.-Buscar un acuerdo nacional para incrementar el salario mínimo en el año 2015 y colocarlo en 82.86 pesos, con el objetivo explícito de que un trabajador perciba lo indispensable para adquirir la canasta alimentaria.

2.-Desindexar al salario mínimo como referencia de otros precios y varia­bles ajenas al mercado laboral, mediante la emisión de una Ley Gene­ral de la Unidad de Cuenta del Estado Mexicano.

3.-Fortalecer la autonomía, institucionalidad, representatividad y capaci­dad técnica del organismo encargado de emitir los decretos anuales que determinan al salario mínimo.

4.-Integrar una comisión interinstitucional cuyo mandato preciso sea ga­rantizar los objetivos de la nueva política, monitorear y hacer el segui­miento puntual de los efectos del aumento en los sueldos mínimos.

5.-Modificar el calendario de determinación del salario mínimo una vez que hayan ocurrido las negociaciones contractuales de los demás sa­larios.

En el Distrito Federal sugiere:

6.- Trabajos en la Asamblea Legislativa del DF para avanzar en la desindi­zación de los salarios en todas las leyes locales pertinentes.

7.-El Gobierno del Distrito Federal podría emprender un amplio programa de mejora laboral para sus trabajadores con más bajos salarios, espe­cialmente los que son contratados por honorarios o los que mantienen una relación laboral diferenciada.

8.-El Gobierno del Distrito Federal establecería una nueva política general de contratación de servicios y de bienes, para relacio­narse sólo con empresas que demuestren pagar un salario mínimo de 82.86 pesos o más a sus trabajadores de más baja calificación.

9.-En una revisión caso por caso, el gobierno local podría desplegar una política de excepción fiscal al impuesto sobre nómina en las micro y pequeñas empresas durante el primer año, en el inicio de la recupera­ción de los salarios.

10.-Finalmente, en una tarea al mismo tiempo local y federal podría pen­sarse en impulsar los mecanismos de vigilancia e inspección de las condiciones generales de trabajo en los establecimientos y empresas del Distrito Federal.

La propuesta completa del Gobierno local puede consultarse dando click aquí.

 

Siguientes artículos

Twitter abre herramienta de estadísticas para usuarios
Por

Los usuarios de la red social podrán conocer la actividad de sus cuentas, con la herramienta Twitter Analytics, que está...