El crecimiento de México, por sí solo, no asegura una mejor distribución del ingreso por habitante y le tomaría, con el ritmo actual, hasta dos siglos duplicarlo.

 

La economía de México creció a una tasa promedio de 2.1% en los últimos tres años, ubicándose por encima del promedio en el mismo periodo de los gobiernos anteriores —que pasaron por episodios de recesión—, informó en un estudio el Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY). A este ritmo, le tomaría a la economía mexicana más de dos siglos duplicar el ingreso por habitante.

PUBLICIDAD

“El crecimiento por sí solo no asegura una mejor distribución del ingreso, dijo el centro”.

El organismo explica que un ritmo de expansión del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.1% es insuficiente para elevar el nivel de vida promedio de los mexicanos y reducir las desigualdades sociales. Con un crecimiento anual promedio de la población estimado en 1.8%, el PIB per cápita de México se expandió a una tasa anual de sólo 0.3%”.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) confirmó el  23 de marzo su cifra preliminar del Producto Interno Bruto (PIB) en México, que creció a una tasa anual de 2.5% durante el cuarto trimestre de 2015.

De esta manera, el año referido cierra con una tasa de crecimiento también igual a 2.5% (cifra que resulta de promediar las tasas de crecimiento en cada uno de los trimestres del año: 2.5, 2.4, 2.7 y 2.5 %, respectivamente).

La tasa de crecimiento económico de México fue similar a la de Estados Unidos (1.8%), y algo inferior a la de la economía mundial (2.4%), durante el periodo referido.

“El dinamismo de la economía fue ligeramente creciente durante el periodo referido, pasando de un ritmo de expansión anual de 1.6 % en 2013 a 2.5 % en 2015. Esa tendencia se espera se mantenga durante este año y el que viene: las proyecciones recientes de la OCDE y otras organizaciones internacionales ubican a la tasa de crecimiento económico de México entre 2.5 % y 3 % en el año 2016, y algo superior a éstas en 2017”, dijo CEEY.

Este desempeño de la economía se vio afectado a la baja por la dinámica del PIB en el periodo que va del segundo trimestre de 2013 al primer trimestre de 2014.

“Durante este periodo, el PIB creció a una tasa anual de sólo 1.1 %, mientras que durante el resto del sexenio el ritmo de crecimiento de la economía mexicana se mantuvo igual o por encima de 2.3 %. Dicha desaceleración se asoció a un desempeño desfavorable, principalmente, del gasto público (tanto en consumo como en inversión) y en menor medida a las exportaciones.

No obstante, en el análisis realizado por CEEY, se observó una leve mejoría en algunos indicadores laborales.

“El empleo formal creció más rápido que la actividad económica en los últimos tres años, mientras que la tasa de desocupación presentó una ligera tendencia a la baja, especialmente a partir de 2014”, dijo Marcelo Delajara, Director de Crecimiento Económico y Mercado Laboral del CEEY.

La tasa de informalidad laboral se redujo 2 puntos porcentuales durante 2013 y 2014, aunque se mantuvo sin cambio a un nivel todavía elevado durante 2015.

 

 

Siguientes artículos

Anticipa tus jugadas, mejora el marcador de tu negocio
Por

Puedes obtener importantes ventajas si logras sincronizar la oferta de tu negocio con mensajes y contenidos atractivos p...