Por Pablo Azorin*

Desde aspiradoras y microdispositivos que estudian el cuerpo humano hasta tareas de vigilancia o limpieza de océanos, los microbots están comenzando a utilizarse en las aplicaciones más diversas.

Entre los principales usos de los microbots encontramos su aplicación en medicina: son diminutos, flexibles y cambian de formato para adaptarse a las condiciones del ambiente en el cual se mueven. Pueden limpiar arterias, diagnosticar enfermedades tempranas y, con una precisión que sería imposible de otra manera, hacer un mapeo cerebral.

Otro de sus usos interesantes es en la industria química: se han desarrollado microbots para purificar el agua, esta podría ser una solución para eliminar hasta el 80% de las bacterias que son peligrosas para la salud. 

Asimismo, el uso de microbots se está expandiendo en el mundo de la ingeniería industrial. Los desarrolladores apuntan a diseñar dispositivos que monitoreen las cadenas de fabricación para detectar fallas y así poder repararlas de manera inmediata. 

Una de las empresas que está siguiendo de cerca al desarrollo de microbots es BairesDev -elegida por Clutch como la firma de mayor crecimiento en la región por cuatro años consecutivos y distinguida como una de las 10 compañías con el mayor crecimiento de Silicon Valley-. Estos dispositivos microscópicos son circuitos integrados, gobernados por nanocontroladores diseñados para realizar tareas específicas. Son robots móviles, miniatura, con dimensiones de menos de 1 milímetro. Pueden ser autónomos si llevan consigo su propia computadora, o pueden actuar en conjunto con otras unidades idénticas, comportándose como un grupo controlado por una computadora central.

 En el mundo de los microbots todo está por crearse, ya que recién comienzan a mostrar su potencial. Es por esto que la investigación y dedicación de importantes compañías es fundamental en el desarrollo de esta tecnología. Los avances no tienen la misma velocidad que podemos ver en otros temas tecnológicos, ya que en la evolución de los microbots influyen muchas y diversas tecnologías que deben perfeccionarse cada una por su lado para luego, combinadas y con un gran trabajo de los desarrolladores, mostrar sus resultados. Sin embargo, es necesario remarcar que la industria está preparada para un gran crecimiento en los próximos años y está a la espera de que suceda.

Lee también: Bots, cuentas madre y el análisis ausente

Aunque la microbótica está en etapas iniciales de desarrollo, el escenario es más que prometedor y este es un momento ideal para profundizar en esta tecnología y aprovecharla al máximo en un futuro cercano. Para lograrlo, es necesario prestar atención y trabajar arduamente en los microbots, observando la amplia variedad de usos que pueden tener y hacerlos cada vez más sofisticados. Si seguimos profundizando en esta área, estos microdispositivos pueden cambiar la vida cotidiana a través de la tecnología.

 

Contacto:

LinkedIn: Pablo Azorin

 

*El autor es fundador y CTO de BairesDev.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El renovado protagonismo de las fuerzas armadas en América Latina
Por

La participación de las fuerzas militares está siendo la respuesta de algunos gobiernos latinoamericanos a las crisis po...