La Federación Minorista Nacional estima un crecimiento de un 3.9% en las ventas, lo que ayudaría a revertir las débiles ganancias que se han reportado por el impacto negativo en el gasto de los consumidores.  

 

Reuters

Las ventas minoristas de Estados Unidos deberían aumentar un 3.9% esta temporada, superando los avances vistos el año pasado, aunque las preocupaciones económicas podrían golpear el gasto de los compradores, dijo el la mayor asociación mundial de minoristas.

PUBLICIDAD

La Federación Minorista Nacional (NRF, por sus siglas en inglés) espera que las ventas en Estados Unidos en noviembre y diciembre aumenten un 3.9% a 602,100 millones de dólares (mdd).

Eso superaría el crecimiento de un 3.5% visto en el 2012 y la expansión promedio de un 3.3% de la última década, pero no alcanzaría a los niveles de 5% vistos en 2011 y 2010.

La estimación de la NRF es seguida de cerca antes de la temporada de fiestas. La temporada es clave para los minoristas, ya que puede corresponder a entre un 20 y un 40% de sus ventas anuales y a cerca del 20% de las ventas anuales de toda la industria, según el grupo.

La estimación de la NRF asume que la paralización del Gobierno federal de Estados Unidos será resuelta. Por ahora, el tema no es una gran preocupación para la mayoría de los compradores, dijo el presidente ejecutivo de la NRF Matthew Shay en una entrevista.

La NRF consultó a clientes, “y más de dos tercios de ellos dijeron que la paralización del gobierno no va a afectar su gasto”, declaró Shay.

“Pero si continúa por un período prolongado de tiempo, entonces ciertamente podría tener consecuencias para la economía en general, para el gasto de los consumidores y las ventas minoristas en la temporada de fiestas”, agregó.

La temporada de fiestas es una medición importante de la economía general, ya que el gasto de los consumidores representa cerca de un 70% de la economía de Estados Unidos.

El año pasado, entre un 70 a 80% de los consumidores dijo que la economía era el principal tema que tomaban en cuenta al realizar decisiones de gasto, dijo Shay.

El viernes, el Departamento de Comercio de Estados Unidos dijo que las familias estadounidenses gastaron un 0.3% más en gasto que en el mes previo. Los ingresos subieron un 0.4%, su mayor crecimiento desde febrero, lo que analistas dicen podría llevar a un mayor gasto en los próximos meses.

Sin embargo, la confianza de los consumidores cayó en septiembre a su nivel más bajo en cinco meses, según la cifra final del sondeo Thomson Reuters y la Universidad de Michigan.

La división Shop.org de la NRF estimó un aumento de un 13 a un 15% en las ventas por internet durante las fiestas hasta cerca de 82,000 mdd, que estaría por sobre la expansión de cerca de un 11.1% vista durante la temporada 2012.

La estimación de un alza de un 3.9% de la NRF supera la proyección de crecimiento de un 3.4% de otro grupo comercial, El Consejo Internacional de Centros Comerciales. También es mayor que una previsión de la firma de investigación ShopperTrak, que espera que las ventas suban un 2.4%.

Otros son más optimistas, como AlixPartners, que espera avances de entre un 4.1 a un 4.9%, frente al 3.9% del año pasado. Deloitte dijo que las ventas crecerían entre un 4 a un 4.5% entre noviembre y enero, frente a la expansión de un 4.5% del año anterior.

Las estimaciones de la NRF excluyen las ventas de concesionarias automotrices, estaciones de combustible y restaurantes.

 

Siguientes artículos

Sector servicios zona euro se recupera en septiembre
Por

El índice Markit de gerentes de compra del sector servicios subió a 52.2 en septiembre desde 50.7 en agosto.   Reuters L...