DW.- Miles de mujeres que marcharon este domingo para reivindicar sus derechos en el marco del Día Internacional de la Mujer fueron víctimas de gases lacrimógenos, golpes, insultos y hasta arrestos en Nicaragua, Turquía, Rusia y Pakistán.

La policía antidisturbios turca intervino con gases lacrimógenos y cargas contra una marcha que pretendía manifestarse en la céntrica calle Istiklal de Estambul -tradicional lugar de concentraciones cívicas que desde hace años está cerrado a toda marcha reivindicativa- y arrestó a 34 participantes feministas.

Desde el mediodía, los agentes habían rodeado tanto la propia avenida peatonal como la adyacente plaza Taksim con vallas metálicas e impedían el acceso para evitar que grupos feministas desplegaran pancartas en esta zona. Más de 5,000 activistas se reunieron en una calle cercana sobre las 18.00 GMT, pero una hora más tarde marcharon hacia Istiklal, derribando una valla, a lo que la policía respondió con cargas, gas y forcejeos para empujar al grupo nuevamente calle abajo.

TAMBIÉN LEE: Reinventemos el Día Internacional de la Mujer

En Nicaragua, el Movimiento Feminista denunció que la Policía Nacional le impidió, “con lujo de violencia”, salir a las calles a conmemorar el Día Internacional de la Mujer. La socióloga y exguerrillera sandinista María Teresa Blandón dijo a periodistas que la agrupación convocó a una actividad en un edificio privado de Managua, el cual, explicó, fue rodeado desde un primer momento por decenas de agentes antidisturbios.

“En el momento que intentamos salir a la acera del local donde estamos haciendo el acto, fuimos impedidas con lujos de violencia de salir”, señaló la activista, de 59 años. “Decenas de antidisturbios nos empujaron y cerraron la puerta de nuestro local”, continuó.

Al lugar acudió el representante de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Marcos Carmona, que denunció haber sido golpeado por agentes, que posteriormente permitieron que las mujeres se fueran a sus casas.

En tanto, hombres encapuchados atacaron a las participantes de una marcha en Biskek, capital de Kirguistán, convocada por la organización feminista Bishkek Feminist Iniciatives para protestar contra la violencia familiar. Los atacantes empezaron a arrojar huevos a las mujeres, algunas de las cuales estaban con sus hijos e hijas, pero cuando llegó la Policía, se marcharon rápidamente. Sin embargo, los agentes arrestaron a casi 90 de las participantes.

“Nos detuvieron sin razón alguna. Solo estábamos recitando el himno contra los feminicidios El violador eres tú (en su versión en ruso)”, afirmó la activista, que pidió el anonimato. Agregó que todo ocurrió tan rápido que a las participantes ni siquiera les dio tiempo a desplegar las pancartas. Cuando las mujeres comenzaron a recitar, los agentes las capturaron y llevaron a un furgón policial. “Estuvimos en la comisaría unas dos horas y media”, dijo la portavoz. Después de que la Policía apuntara los datos de las activistas, estas fueron liberadas.

La Policía a su vez informó a través de un comunicado que la concentración no estaba autorizada por las autoridades para poder garantizar su seguridad, lo que llevó a “diversas provocaciones e infracciones del orden público” durante su celebración.

TAMBIÉN LEE:

Entrevista | Lastésis: un mensaje transversal contra el patriarcado

Mientras tanto, con canciones y en un ambiente festivo unas 500 mujeres y hombres se manifestaron Islamabad, Pakistán, a pocos metros de una protesta islamista que expresaba su oposición al feminismo con amenazas y una lluvia de piedras, que dejó tres heridos leves. Ignorando las amenazas, chicas jóvenes, abuelas o padres con sus hijas marcharon en el Club de Prensa de Islamabad, lugar habitual de manifestaciones, entre canciones y redobles de tambores.

A pocos metros, separados por varios cordones de Policías antidisturbios, un millar de personas -la mayoría mujeres con solo los ojos a la vista bajo ropa tradicional color rosa- defendían el Islam con sus propios cantos y una formación casi militar. Tras un par de horas de pacífica convivencia, el grupo islamista comenzó a lanzar piedras contra la marcha femenina, un incidente que se prolongó durante 10 minutos y dejó tres heridos leves.

Este contenido se publicó originalmente en DW.COM y puedes ver esa nota haciendo click en el logo:

 

Siguientes artículos

Los robots, una pieza clave de la innovación
Por

Aquellos tiempos en que los robots se utilizaban para los tediosos trabajos de la producción en línea han quedado muy, m...