EFE.- Los empleados del Hermitage de San Petersburgo, el museo más importante de Rusia, han encontrado un bombón de chocolate de 118 años en la manga de uno de los vestidos de la gran duquesa Ksenia Aleksándrovna, hermana del último zar de Rusia, Nicolás II, informó la pinacoteca en sus redes sociales.

Según explicó la restauradora Galina Fiodorova, el bombón de chocolate estaba escondido en la manga y cayó cuando la especialista se proponía a revisar el estado de la prenda imperial.

“Se me cayó en la mano un algo, de color rosa y una forma irregular”, dijo Fiodorova en un vídeo publicado en Instagram.

La restauradora se dejó llevar por el instinto, decidió “dar una lamida” al hallazgo y se percató de su dulce sabor, por lo tanto descubrió que se trataba de un bombón de chocolate.

“Resultó ser un bombón de chocolate mordido por la gran duquesa durante una gala”, dijo.

Te puede interesar: Subastan el zafiro azul ‘más grande del mundo en Dubai: pesa 310 kilos

El bombón de chocolate estaba escondido en una manga

Según explicó la experta, posiblemente, durante el evento la hermana de Nicolás II no encontró ningún lugar para dejar el bombón de chocolate que había probado y lo metió en la manga.

El hallazgo se guardará en los fondos del Hermitage.

La gran duquesa Kenia Alexándrovna Románova nació en 1875 en San Petersburgo y falleció en 1960 en Windsor, Reino Unido.

La hermana del último zar de Rusia, asesinado por los bolcheviques en 1918, emigró del país en 1919 junto con su madre y otros familiares.

Inicialmente, vivió en Dinamarca y luego se mudó a Inglaterra, donde el rey Jorge V la alojó, junto con sus hijos, en una mansión cerca del Castillo de Windsor.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Covid-19 afecta la salud ocular incluso tras superarla, según un estudio
Por

La alteraciones en la cornea tras padecer Covid-19 son similares a las de personas diabéticas y con enfermedad de ojo se...