Por Geizel Torres

REPÚBLICA DOMINICANA. Aurora Wireless Tech­nologies es una empresa que nació en un aula. Ésta fue la solución que encontraron Edwin Martínez, Juan Brito y Da­vid Heffes cuando eran estudiantes del Instituto Tecnológico de Santo Domingo (Intec). El sentimiento de impotencia que sintieron sus compañeros de la universidad cuando se daban cuenta de que les habían robado el carro mientras asistían a clases fue el detonante de una idea que 15 años después se transformó en un sólido negocio.

“Desarrollamos una alternativa para prevenir el robo de vehículos personales creando un dispositivo de comunicación unidireccional que permitía saber, vía mensaje de texto, si al auto le habían abierto una puerta o lo habían movido, y desde el mismo celular, el dueño podía bloquear el encendido del auto o bloquear las puertas para evitar el robo”, dice el CEO de Au­rora, Edwin Martínez.

El proyecto pronto llamó la atención no sólo del Intec, sino de otras instituciones involucradas en el ecosistema emprendedor, y lo convirtieron en un símbolo para enviar el mensaje de que el país tenía la capacidad de alinear es­fuerzos para que proyectos como éste se convirtieran en empresas sostenibles a lo largo del tiempo.

Pero por más útil e innovadora que fue la idea, las cosas no fueron fáciles. Al principio tuvieron una alianza con la telefónica Orange, que lanzó el servicio para sus clientes. En 2007 se independiza­ron y apuntaron hacia el mercado corporativo. Para entonces ya habían desarrollado aplicaciones específicas para el monitoreo por GPS de flotas vehiculares, la gestión de logística, el control del uso del combustible y el manteni­miento vehicular, entre otros.

“Los primeros 500 dispositi­vos los diseñamos y ensambla­mos a mano nosotros mismos. Como suele pasar en este tipo de proyectos, el financiamiento provenía de familiares y amigos que creyeron en la idea.” El Es­tado también hizo su tarea, ya que durante sus primeros años Aurora fue acogida por la aceleradora de emprendimientos del Instituto Tecnológico de las Américas en el Parque Cibernético.

Lo ingrato de la tecnología es que está en constante desarrollo y no pasó mucho tiempo antes de que llegaran otras empresas a ofrecer servicios similares con herramien­tas desarrolladas en otros países; sin embargo, los integrantes del equipo supieron entender desde el principio que no estarían solos en el mercado, y comenzaron a dife­renciar su producto, no sólo en la plataforma de los servicios que ofrece, sino que también idearon un plan de atención al cliente. Esta combinación les permite mantener un mercado de 14,000 vehículos monitoreados que per­tenecen a unas 450 empresas.

La integración de todos sus servicios, tanto en la plataforma web como en la aplicación que desarrollaron para teléfonos inteligentes, les ha permitido a las empresas afiliadas ahorrar recur­sos en combustibles, accidentes de tránsito y logística. Además tienen un link en la página web de la Policía Nacional, que una vez que se reporta un robo, la información de la localización del vehículo llega de forma instantánea, lo que permite una recuperación de la unidad más rápida y segura.

“Son las necesidades de los clientes las que nos ayudan a ir afinando el rumbo. Crecemos diariamente y nos alineamos a lo que ellos necesitan. Estamos conectados con quienes usan nues­tros servicios, con el producto y la utilidad que ellos le dan. Tratamos de que cada cliente no sienta que somos un proveedor, sino otro departamento más de su empresa”, concluye Martínez.

Da clic en la imagen para ampliar. 

grafico_robos_autos_negocio

Siguientes artículos

bmv
Acciones de Mexichem se hunden tras explosión en planta Pajaritos
Por

El IPC, que aglutina a las 37 acciones más líquidas de la BMV, registró 45,724.42 unidades, un alza de 74.07 o 0.16%....