Aunque el reinicio de las tres nuevas actividades esenciales en México, fabricación de equipo de transporte, minería y construcción, demorará hasta dos semanas respecto de la apertura de automotrices en Estados Unidos, de la cual la industria nacional es proveedora, estas medidas buscarán que la afectación a la relación con los clientes en la región de Norteamérica sea la menor, consideró el presidente de la American Chamber of Commerce de México, Jorge Luis Torres.

“(La relación con los clientes en EU) ya está comprometida de alguna manera, ya hubo ese desfase; sin embargo, los tiempos obedecen a criterios diferentes de acuerdo a la decisión de cada gobierno, la idea es reducir ese desfase lo más posible, sobre todo, porque en el fondo lo que nos ocupa es que México no pierda su lugar en su cadena de suministro”, explicó en entrevista con Forbes México.

Descarga gratis la edición impresa de Forbes México

En ese sentido, explicó que en caso de necesitar un componente, las armadoras de Estados Unidos, que anunciaron que reiniciarán operaciones el próximo lunes 18 de mayo, tendrán que buscar algún otro proveedor, caso que podría afectar a los productores nacionales.

“Si por una, dos o tres semanas, supuesto, no se cuenta con ese artículo y EU lo encuentra en otra parte del mundo, México podría verse afectado al momento de perder su lugar en esa cadena de suministro”, dijo.

-¿Dos semanas de retraso es un tiempo todavía prudente para mantener esa relación?

“Es correcto”, respondió.

Durante la conferencia nocturna del miércoles, el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, detalló que en el camino hacia la nueva normalidad, ninguna de las 3 nuevas actividades esenciales podrá operar completamente a partir del lunes 18 de mayo, sino que comenzarán el proceso de aplicación de protocolos sanitarios y de higiene para reanudar operaciones el 1 de junio.

No quiere decir que el 18 de mayo empiezan a trabajar esas 3 nuevas esenciales, no; empezarán a trabajar a toda capacidad después del 1 de junio, pero lo que sí, dado que son nuevas actividades esenciales, tienen que prepararse para esa nueva situación; las que han estado operando y son esenciales están operando en condiciones de las medidas de sana distancia, pero estas 3 no, porque están cerradas ahorita”, señaló.

Agregó que en el periodo de las dos semanas finales de mayo, las empresas de fabricación de equipo de transporte, construcción y minería tienen que adoptar los lineamientos de seguridad sanitaria en el trabajo que se les entregarán el lunes y que han sido elaborados por las secretarías de Salud, del Trabajo y el IMSS.

En ese sentido, Torres comentó que la fase que inicia el lunes se tratará de un periodo de preparación para la recepción de solicitudes, presentación e implementación de protocolos sanitarios, aunque podría darse un reinicio anticipado en caso de que cumplan todos los requisitos desde un inicio.

“Y pudiera darse en este periodo de preparación que se pudieran reactivar algunas empresas. De hecho se han reactivado desde antes algunas empresas, ha sido un paso muy minucioso, en el periodo de preparación del 18 al 31 pudiera darse que algunas empresas reciban la autorización del Gobierno Federal a través de la Secretaría de Salud de reactivarse, pero la idea es que a partir del 1 de junio sea la estrategia a nivel nacional”, sugirió.

No obstante, dicha decisión dependerá del estado de precaución que guarde la localidad donde se encuentre la planta, acorde con el modelo de semáforo que también vigilará la reanudación de las actividades en el país, acotó.

Desde finales de abril, representantes de la industria automotriz comentaron que ya tenían preparados diversos protocolos para comenzar a operar en condiciones de protección sanitaria, además de que tenían listas adecuaciones físicas en sus instalaciones para poder garantizar el distanciamiento entre sus trabajadores en las líneas de producción.

Para Torres, no solo las autopartes sino las cadenas de suministros de toda la industria maquiladora de exportación son relevantes para comenzar a operar a la brevedad, y entre ellas destacó además el sector de alta tecnología.

Desde el inicio de la pandemia, las autoridades de ambos países tomaron criterios distintos para la elección de las actividades esenciales, pues mientras que en México se priorizó el tema sanitario, en EU la decisión consideró además los sectores relevantes de comercio exterior, añadió el representante de AmCham.

 

Siguientes artículos

transporte-publico-cdmx
CDMX da bonos de combustible a micros y autobuses para evitar alza en tarifa
Por

Para evitar una alza en las tarifas, el gobierno de la CDMX distribuirá bonos de gasolina al transporte concesionado que...