Por: Salvador Guerrero Chiprés*

El trágico asesinato de Abril Pérez Sagaón y la violencia familiar y de género que lo envolvió es un episodio que indignó a nuestro país. Demostró tanto la vulnerabilidad de cualquier sector socioeconómico a las violencias dirigidas desde perpetradores cercanos a ellas, como la necesidad de promover permanentemente la denuncia para impedir la impunidad.

La campaña ¡No estás Sola!, en la que participan desde la segunda semana de abril el Gobierno de la Ciudad de México, a cargo de Claudia Sheinbaum, y el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia, se dirige ahora a demostrar que no es una fatalidad inevitable la violencia familiar que pudiera ser acelerada por el confinamiento doméstico derivado de la emergencia sanitaria.

Hay al mismo tiempo otros sectores y otros datos respecto de violencias que son individuales y estructurales.

Una de las formas sutiles de la violencia de género es el trabajo doméstico precarizado o no remunerado. En el caso de las empleadas del hogar, la injusticia aparenta el cumplimiento de un trato laboral que se sitúa, en la mayoría de los casos, al margen de los derechos y el bienestar que éste implicaría. 

Más allá de dicha condición, la sociedad ha atribuido y predispuesto las labores domésticas bajo una cuestión  de género; el punto donde una manera de naturalizar la división social y de género del trabajo y la violencia misma hacen mancuerna. El problema es muy amplio. Dos ejemplos: las mujeres que ante el abandono de su pareja deben convertirse en el sostén familiar, o aquellas que por la dependencia económica toleran vejaciones, o las que tratando de escapar de un derrumbado mundo rural y/o indígena no alcanzan la movilidad esperanzadora.

En los hogares de miles de hombres, que no son el padre ausente, el amor se convierte en el pretexto para justificar la humillación y la agresión. En días recientes, el Consejo Ciudadano unió esfuerzos con la Secretaría de las Mujeres, encabezada por Ingrid Gómez, para lanzar “No estás sola”, estrategia que agiliza y acerca la atención hacia las mujeres violentadas. Una de sus características notables es la posibilidad de enviar material de video, audio o fotográfico que sirva como prueba del ataque.   

Los datos del INEGI hablan por sí mismos: la violencia contra las mujeres le cuesta alrededor de 245 mil millones de pesos por año a México, cifra equivalente al 1.5% del Producto Interno Bruto. Las mujeres abarcan el 77% del trabajo doméstico sin remuneración y el 45.5% de la fuerza laboral total. 

La Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares revela que sólo 2 de cada 100 mujeres pueden deslindarse de las tareas del hogar, mientras que en el caso de los hombres son 26 de cada 100. La información varía según el contexto, pero el desequilibrio de la balanza es evidente. 

Para lo que resta del año, el pronóstico de los especialistas es la recesión internacional tras el confinamiento de la Covid-19. Si a este impacto se suma el de la crisis de género que atraviesan México y América Latina, el panorama es poco favorable. Basta recordar a los 22 millones de mujeres que participaron en el paro nacional del 9M y el saldo de 37 millones de pesos perdidos. 

La organización Parvada estimó que, a nivel regional, el pago por una sola jornada completa de tareas domésticas equivaldría a $668 pesos. La retribución económica serviría para que las labores domésticas fueran visibles por sí mismas, tal como sucede con cualquier otro trabajo.     

El origen de la violencia de género es, mayoritariamente, el hogar. El confinamiento debería ser una oportunidad para reflexionar sobre ese otro capital, el que no se paga, y actuar contra la injustica hacia la mujer, como un grupo ninguneado cuyo papel es imprescindible en la economía nacional. 

*Salvador Guerrero Chiprés es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México. Doctor en Teoría Política por la Universidad de Essex, ha impulsado causas como la transparencia, la lucha contra la corrupción y el empoderamiento ciudadano en coordinación con organismos empresariales y autoridades.

* Salvador Guerrero Chiprés es Presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México

Contacto:

@guerrerochipres

www.consejociudadanomx.org

Twitter: @elconsejomx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

contagios coronavirus covid-19
México registra 6,891 nuevos casos de Covid-19: Ssa
Por

México registró 6,891 nuevos casos confirmados de coronavirus y 665 fallecimientos por este padecimiento, de acuerdo con...