Ante el cambio que hizo Standard & Poor’s a la perspectiva de la calificación crediticia de Pemex, de “estable” a “negativa”, el presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que la agencia castiga al país por la política neoliberal que se aplicó en los últimos 36 años.

Cuestionado al respecto en la conferencia de prensa mañanera en Palacio Nacional, el mandatario aseguró que se castiga sobre todo lo hecho el año pasado, cuando él aún no encabezaba el gobierno.

“Pero nos toca pagar los platos rotos”, expresó.

Tras mencionar que se preocupa y se ocupa ante los cambios de S&P, que también rebajó ayer las perspectivas de América Móvil, Coca-Cola Femsa y Liverpool, luego de que el viernes hizo lo mismo sobre la nota soberana del país, López Obrador reprochó el silencio de las calificadoras en años pasados.

“Lo único que puede reprochar de manera fraterna, respetuosa, a las calificadoras es que durante todo ese tiempo que imperó la corrupción en Pemex y la Comisión Federal de Electricidad permanecieron calladas”, afirmó.

El titular del Ejectivo dijo respetamos las decisiones de las agencias e indicó que les puede decir con absoluta seguridad que su gobierno va a rescatar a Pemex y CFE, para lo cual basa su optimismo en el elemento de que no habrá corrupción en esas empresas.

 

Siguientes artículos

En los 90 años del PRI, mensaje de renovación ante ‘números rojos’
Por

A diferencia de los tradicionales festejos multitudinarios de otros años en el que diversos dirigentes presentaban un di...