La pandemia de covid-19 podría afectar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres en México, tanto en complicaciones del embarazo por dicha enfermedad como la infraestructura de los servicios sanitarios, alertó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

De acuerdo con ONU Mujeres, la emergencia sanitaria podría tener repercusiones negativas en la Agenda 2030 de desarrollo sostenible, la cual busca una mejor planeación familiar, evitar los embarazos no deseados y poner fin a las muertes maternas evitables.

Aunque no hay evidencia certera sobre complicaciones clínicas del covid-19 sobre mujeres embarazadas, abundó que durante la crisis de ébola en África Occidental se elevó la tasa de mortalidad materna debido a falta de atención obstétrica.

En ese sentido, señaló que se ha observado mayor probabilidad de que dicho padecimiento se agrave en gestaciones de alto riesgo, donde la madre sufre alguna comorbilidad como hipertensión o diabetes.

Sigue toda la información de Forbes Women

“La Secretaría de Salud de México ha indicado la reducción del número de controles prenatales en embarazadas de bajo riesgo y la creación de espacios diferenciados para la atención del embarazo, aborto, parto y puerperio, de manera que se disminuya la posibilidad de contagio con COVID-19”, aseveró la organización durante un reporte.

Aseguró que la falta de estos espacios y la carencia de métodos de protección personal en los servicios de salud, podría ser un mayor riesgo de contagio para las mujeres en puerperio.

Además, alarmó que durante el tiempo que permanezca el encierro social se deben centrar los esfuerzos para garantizar que haya una provisión de métodos anticonceptivos, lo cual forma parte de las herramientas de educación y prevención sexual.

Por tanto, la emergencia sanitaria puede implicar una afectación en el abastecimiento o calidad de los servicios médicos, por lo que se verían agravadas las mujeres de bajo y mediano ingreso, la igual que impactaría en un incremento en embarazos no deseados.

Salud mental

La pandemia no sólo intensificó las crisis de salud mental en la población, sobre todo en el sector femenino, puesto que la mayoría de las veces tienen que asumir la responsabilidad de salvaguardar tanto su salud como de su familia; además del estrés económico y laboral.

ONU Mujeres insistió que las madres de familia sufren un desgaste emocional emocional por el confinamiento prolongado y por el riesgo de violencia doméstica, por lo que requieren una respuesta efectiva para prevenir y atender dichos padecimientos.

Te puede interesar: Las empresas deben abordar violencia doméstica de sus empleadas: ONU

Estimó que la depresión afecta a 264 millones de personas en el mundo, al igual que las personas con enfermedades mentales mueren entre 10 y 20 años antes que la población general.

“Lo anterior adquiere especial relevancia si se considera que, a nivel mundial, hay menos de 1 profesional de salud mental por cada 10,000 personas y únicamente 2% del presupuesto en salud se destina a la salud mental”, explicó.

Respecto a la afectación por género, en la India el 66% de las consultadas dijeron estar estresadas, mientras el 34% de los hombres apuntaron lo mismo.

En el caso de México, la Encuesta de Seguimiento de los Efectos del Covid-19 reveló que 27.3% do los mayores de 18 años han presentado síntomas depresivos y 32.4% síntomas severos de ansiedad.

En tanto, el 37.3% de las mexicanas expresó haberse sentido ansiosas, en comparación con 27% de los hombres que dijeron lo mismo.

 

Siguientes artículos

Tren Interurbano
Caabsa dice ‘estar preparado’ para construir Tramo 3 del Tren Interurbano
Por

Grupo Caabsa aplaudió que la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador sea la continuidad de esta obra que con...