Elegir seguro de auto a veces es más difícil de lo que pudiera parecer.

Primero, porque hay conceptos que no entendemos; segundo, porque hay una gran cantidad de empresas que ofrecen el servicio con apenas unos pesos de diferencia entre ellas; y tercero, y quizás lo más importante, porque hay distintos niveles de cobertura.

Para que no tengas más complicaciones aquí te explicamos esas variedades y lo que implican.

Conviene hacer una aclaración: si usas tu vehículo para alguna aplicación de transporte, necesitas un seguro especial. Ahorita te va a quedar más claro.

Lee: Tecnología, la nueva ‘mano’ de los agentes de seguros, asegura Quálitas

Omar Cruz, agente de seguros, nos explicó que primero hay que identificar los distintos perfiles de clientes para los seguros:

  1. Particulares: cualquier persona dueña de un vehículo para su transporte cotidiano.
  2. Micronegocios: cuando el vehículo es parte de una micro, pequeña o mediana empresa, o se utiliza para un servicio como conductor o chofer de aplicaciones (Uber, Didi, Beat), transporte escolar, etcétera.
  3. Tractocamiones: se refiere a los seguros para transporte de carga y vehículos pesados que va de 3.5 a 14 toneladas.

También lee: ¿Efectivo, contratar seguro de auto por internet?

A partir de ahí, para cada perfil se ofrecen generalmente 4 tipos de coberturas:

  1. Responsabilidad civil: es el mínimo y es obligatorio en el país. Se encarga de cubrir los gastos por daños a terceras personas y sus bienes en caso de un accidente. La cobertura contempla los gastos por lesiones y muerte de las personas así como a sus bienes materiales.
  2. Limitada: a la responsabilidad civil añade otras coberturas como robo total, gastos médicos para el conductor, e incluso algunas contemplan daños, pero solo con algunas condiciones limitadas. Los costos de deducible o los montos cubiertos suelen ser menores.
  3. Amplia: Suma a la limitada la cobertura por daños a tu vehículo en caso de percance. Contempla cobertura de robo parcial o algunos beneficios adicionales, como menos pago de deducible o gastos médicos para el acompañante del auto siniestrado.
  4. Premium: Su nombre cambia según la compañía (plus, elite, gold). Se trata de programas de cobertura amplia con programas adicionales para los usuarios, como menor pago de deducible, asistencia vial, suministro de combustible, auto de reemplazo, envío de grúas, apoyo para llantas y rines en caso de afectaciones en carretera, y otras ventajas. Su precio es en promedio 25% más elevado que la cobertura amplia.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

¿Cómo saber qué seguro elegir?

Para Cruz, la definición depende mucho de la capacidad de pago que tenga en el momento de contratar la póliza. Así como la capacidad de pago en caso de una eventualidad, pues se estima que un accidente vehicular cuesta entre 25 y 30 mil pesos en promedio. La clave es asumir que entre más baja sea la cobertura, mayor será el costo por cualquier siniestro.

“El sector es muy competitivo, a veces cuenta mucho la asesoría y el servicio que recibe el cliente por parte de la compañía”, detalla.

Además, acotó que a propósito de la contingencia sanitaria, se prevé que el sector ofrezca promociones para impulsar las ventas.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

 

Siguientes artículos

fallecidos por covid
Desnutrición o sobrepeso, problemas alimentarios de los niños mexicanos
Por

Actualmente en México 14.2% de los niños menores de cinco años presentan desnutrición crónica y 7.5% sobrepeso y obesida...