Panamá pierde 38.5 millones de dólares (mdd) al día por el paro que hay en el sector de la construcción, debido a que aún no hay un acuerdo entre los representantes del Sindicato Único de los Trabajadores de la Construcción (Suntracs) y la cúpula de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), explica Ernesto Bazán, director de la firma de análisis que lleva su propio nombre.

El sector de la construcción es el segundo más importante de Panamá, debido a que éste representa 15% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, solo por detrás del sector comercio que representa 18% del PIB nacional.

Lee también Vuelos entre Panamá y Venezuela se suspenden

Sin embargo, Bazán explica que el sector toma mayor fuerza debido a que si éste se junta con el sector inmobiliario, que representa 11% del PIB, entre estos dos se obtiene 26% del PIB, por lo que el paro retoma importancia en la economía panameña, sostiene Bazán.

PUBLICIDAD

El Consejo Nacional de Promotores de Viviendas (Convivienda) estimó que se venderán un total de 8,958 unidades a nivel nacional, que en monto de ventas asciende a 1,146 mdd, por lo que este número podría verse afectado.

Consecuencias del paro

El analista señala que algunos de los efectos negativos por el paro son la caída en el consumo, así como el retraso en la entrega de obras.

“La construcción al ser un sector intensivo en mano de obra, es decir, donde el trabajador tiene un rol fundamental en la estructura de costos, el proceso genera una pérdida en el poder adquisitivo de las familias, por lo que hay un impacto en el consumo”, expone el analista.

El retraso en los proyectos implica un mayor compromiso con la deuda asumida, porque la mayoría de los proyectos de construcción se financian a través de bancos. La demora en el proceso de venta y la tardanza en el repago de la deuda generan mayores intereses para el autor del proyecto.

Datos del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial destacan que el déficit habitacional en 2017 ascendió a 218,499 viviendas, que en parte está absorbiendo el gobierno panameño.

Otro efecto negativo es que el costo de la obra va aumentar debido a que la mayoría de las maquinas que se utilizan son contratadas por un mes o más. “Si son proyectos pequeños no hay tanto problema, pero cuando son grandes puede ser complicado”, expone.

Así comenzó la Huela

Desde mediados de abril, el Sindicato Único de los Trabajadores de la Construcción se fue a huelga. Unos 90,000 trabajadores se encuentran en huelga debido a que no han encontrado un arreglo con la Cámara Panameña de la Construcción.

Los trabajadores exigen un 15% de aumento anual mientras que los empresarios ofrecen un 0.5% en uno de los sectores más pujantes de la economía del país centroamericano.

Según el Suntracs, en los últimos cuatro años, los empresarios de la industria ganaron 30,000 mdd, de los cuales solo han entregado en salario 5,900 mdd. La última cifra es rechazada por la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC), que alega que solo en sueldos desembolsaron 10,000 mdd.

La Capac mantuvo su contrapropuesta de incremento de 4 centésimo de hora, por año para personal principiante y ayudantes, y de 5 centésimos para personal calificado.

Hasta el sábado 28 de abril, los representantes Suntracs y de la Capac cerraron la mesa de negociación sin acuerdo, siendo el décimo día de una huelga en el sector construcción.

 

Siguientes artículos

Sostenibilidad, sanciones a jugadores y mayores premios la nueva cara de Wimbledon
Por

Los organizadores del torneo más antiguo del Grand Slam, que se disputará entre el 2 y el 15 de julio, anunciaron premio...