Carlos Salazar Lomelín, quien dirigió Coca-Cola Femsa hasta el 1 de enero de 2018, ahora se perfila para presidir el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que representa a los empresarios mexicanos y donde se encuentran asociados siete organismos de gran calibre en el sector privado (Concamin, Concanaco, Coparmex, Amis, CMN, CNA y ABM).

El empresario regiomontano compite para sustituir a Juan Pablo Castañón en el CCE con tres candidatos más: Bosco de la Vega Valladolid, originario de Sinaloa y con experiencia en el sector agroalimentario; Manuel Herrera Vega, quien nació en Jalisco y fue presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin); y Luis Antonio Mahbub Sarquis, con experiencia en el sector comercial y de San Luis Potosí.

Para Salazar Lomelín, que tiene el respaldo de seis de los siete organismos empresariales, la responsabilidad de dicho cargo es ‘enorme’, en tiempos de un nuevo gobierno liderado por Andrés Manuel López Obrador.

El empresario asegura que una manera de disminuir los niveles de pobreza y desempleo en el país es incrementando la inversión, que corresponde al 21% del producto interno bruto (PIB), del cual 18% proviene del sector privado y el restante 3% del público.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el nivel óptimo de inversión sería de al menos 25%, donde las empresas destinen 20% y el sector público un 5%, disminuyendo el gasto corriente para aumentar el peso de la inversión pública respecto al PIB, consideró el asesor del presidente del Consejo del Grupo FEMSA.

“Nos toca una enorme responsabilidad en una coyuntura importante… A nuestro país le hace falta inversión y esa es la única variable que te puede explicar la disminución de la pobreza y el crecimiento del empleo, del valor agregado y de la riqueza en las sociedades. A los empresarios nos toca impulsar la variable de inversión de una forma más importante”, dijo Salazar Lomelín, en entrevista con Forbes México.

El empresario coincidió en que se debe alcanzar el crecimiento económico en el sureste de México y en la frontera, como mencionó López Obrador durante su toma de protesta como presidente del país.

Te recomendamos: IP y gobierno deben trabajar juntos para lograr un progreso: Frank Devlyn

El pasado 1 de diciembre, durante su toma de posesión, el político tabasqueño señaló que durante su gobierno bajará el IVA en la frontera norte, al igual que el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

“El presidente ha hablado de que se necesita recuperar el sector energético, pero también se requiere recuperar la visión al campo, los negocios agroindustriales… También dijo que quiere promover la inversión nacional y extranjera, crear un clima de confianza y con beneficios”, comentó.

Salazar Lomelín opinó que al conocer el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2019, que debe entregarse a más tardar el 15 de diciembre, se generará mayor certidumbre a los empresarios, dependiendo de cuánto invierta el sector público y qué tanto se estimule el consumo privado durante el próximo año.

“Desde hace muchos años un presupuesto público no generaba tanta expectativa como la que todos tenemos ahora”, afirmó.

“Los temas relacionados con la falta de crecimiento del país y la pobreza; los temas de corrupción, que afectan al empresario, aumentan costos y disminuye la eficiencia; y la violencia que impacta la actividad empresarial son el principal diagnóstico del presidente, el cual compartimos y estamos preparados para trabajar en cada uno de los frentes, sobre todo el económico”, dijo.

Debido a que existen cuatro candidatos para tomar la presidencia del CCE, se hará una asamblea para dejar sólo una terna que se presentará a los siete electores, lo cual se realizaría a mediados de enero de 2019. Y se espera que en febrero de este año el CCE sea designado el nuevo presidente, un cargo que actualmente ocupa Juan Pablo Castañón.

 

Siguientes artículos

Definir la misión, clave del éxito empresarial
Por

La definición de un propósito claro es sólo parte del trabajo. Para obtener todo su beneficio, ese propósito debe ser co...