Petróleos Mexicanos (Pemex) perdió 66,700 millones de pesos (mdp) por el robo de combustible, conocido como huachicoleo, durante 2018.

La ordeña ilegal alcanzó una cifra récord en los últimos tres sexenios de 12,581 de tomas clandestinas entre enero y octubre del año pasado.

Para acabar con el problema, Andrés Manuel López Obrador y su equipo presentaron una nueva estrategia para combatir el delito de robo de hidrocarburos, el pasado 27 de diciembre.

Una de las medidas utilizadas fue el cierre de poliductos cuando  Pemex detecte posibles ordeñas o fugas, lo que provocó una ola de desabasto en más de 7 estados, incluida la capital del país, además de compras de pánico que han agravado la situación.

Este problema ha ocasionado que, incluso, el gobierno de la Ciudad de México estableciera un calendario por engomados para comprar combustible y así reducir las compras extraordinarias.

Aquí la historia completa: Estos son los días en que podrás cargar gasolina, según Sheinbaum

Forbes México hizo el ejercicio de comparar el dinero que se pierde por la extracción ilegal de gasolina y diésel con lo que podrían financiar las autoridades.

Gráfica: Cynthia Monterrosa

 

Siguientes artículos

banxico
Riesgos para la economía mexicana en este año
Por

Será importante analizar la evolución de las finanzas públicas. No solo creo que no se cumplirá el equilibrio fiscal pro...