Reuters. – La refinería de la estatal mexicana Pemex en Ciudad Madero, en el noreste del país, no ha arrancado aún por problemas técnicos y operativos, dijo el director general de la petrolera, que está procesando crudo a un 40% de su capacidad local total.

Madero, la refinería más pequeña de las seis que tiene Pemex y con capacidad de proceso de 190,000 barriles por día (bpd) inició en agosto del 2017 una parada progresiva para un mantenimiento integral que la sacó totalmente de operación en diciembre.

Su arranque, previsto inicialmente para enero, se fue postergando sucesivamente y ha estado procesando crudo de forma intermitente.

También puedes leer: ABC para entender los cambios en las refinerías de Pemex

PUBLICIDAD

En marzo, ejecutivos de Pemex dijeron que estaba en proceso de arranque y se esperaba que alcanzara unos 130,000 bpd hacia abril, un nivel considerado “rentable”.

Sin embargo, una fuente de la petrolera dijo a Reuters que está “sin operar” desde hace semanas y que sólo estaba recirculando crudo.

El director general de Pemex, Carlos Treviño, dijo que la empresa ha tenido problemas para arrancar tanto Madero como la refinería en Minatitlán, con capacidad de 285,000 bpd, debido a problemas técnicos, operativos y de recursos, los cuales no han sido suficientes para hacer todos los mantenimientos que requieren.

“Debimos de haber arrancado hace prácticamente tres meses (…) no hemos podido por bastantes problemas técnicos y operativos (…) hemos tenido ese problema del riesgo y de lo que llamamos la ingeniería, la procura y construcción. Entonces en ese sentido estamos retrasados”, dijo en una entrevista televisada el miércoles por la noche.

Pemex no suele informar sobre las paradas programadas y no programadas en sus seis refinerías locales, así como sobre procesos de arranque. Hace meses dijo que estaba sacrificando volúmenes de procesamiento para mejorar la rentabilidad y producir menos combustóleo.

Treviño dijo en la misma entrevista que hace “un par de semanas” arrancó la refinería en Minatitlán -ubicada en el estado Veracruz-, pero no dio detalles de cuándo había parado.

“Minatitlán es una refinería que tiene que andar por arriba de los 120,000 bpd que los estamos incorporando. Madero por ahí en el orden de los 100,000. Nosotros queremos estar cerrando el año por arriba de los 850,000 barriles diarios, quizás por los 900,000 bpd”, dijo.

Pese a los problemas con las paradas y arranques, Pemex ha estado reportando cifras de procesamiento de estas dos refinerías hasta junio, exceptuando enero.

Madero procesó un promedio de 38,300 bpd en el primer semestre y Minatitlán de 23,870 bpd como parte del promedio conjunto de 650,000 bpd, un 40% de la capacidad local total, la cual también fue golpeada el año pasado por desastres naturales.

 

Siguientes artículos

Trump-Lighthizer
Lighthizer espera avance en TLCAN en días; Trump dice no tener prisa
Por

Por separado, el asesor económico de Trump, Larry Kudlow, también dijo que un acuerdo con México está cercano.