Petróleos Mexicanos (Pemex) canceló un contrato de 1,800 millones de dólares (mdd) con Odebrecht, empresa brasileña envuelta en un torbellino de corrupción  por América Latina.

El pasado 16 de junio, la compañía mexicana que dirige José Antonio González Anaya terminó un contrato de ingeniería y construcción con la subsidiaria Odebrecht Ingeniería y Construcción Internacional de México (ODM), de acuerdo con un documento presentado al regulador estadounidense (SEC, por sus siglas en inglés).

El contrato incluía la construcción de accesos y trabajos externos para la explotación residual de la refinería  de Tula, Miguel Hidalgo.

“Terminamos este contrato debido a las fallas para cumplir con sus obligaciones”, añadió la compañía.

PUBLICIDAD

Braskem y Odebrecht aceptaron pagar sobornos por más de 3,500 mdd tras acusaciones de sobornos a directivos y políticos de 12 países en más de 100 proyectos.

Hogan Lovells realiza una investigación interna para revisar los contratos con ambas empresas.

“Nosotros somos la víctima”, declaró González Anaya el pasado 4 de julio de 2017.

 

Siguientes artículos

Banco Mundial reitera su compromiso de apoyo a RD
Por

Tahseen Sayed, directiva del Banco Mundial, aseguró que el país tiene el potencial para crear más y mejores empleos para...