La reforma energética es el canal para que Petróleos Mexicanos (Pemex) mejore sus finanzas, aparte de que la ayuda del gobierno federal es importante para tener finanzas sanas, dijo José Antonio González Anaya, director general de la empresa productiva del estado.

“Pemex está comprometido a tener sus finanzas sanas y solventes”, aseguró en el marco de la Reunión Nacional de Consejeros de BBVA Bancomer, por eso programó para los siguientes días el pago de 30,000 millones de pesos (mdp) a proveedores, con lo que habrá saldado deudas por más de 120,000 mdp.

Con ello, “la deuda de proveedores que se heredó del año pasado va a dejar de ser un problema”, apuntó el director de la otrora paraestatal.

Asimismo, dijo que “las cuestiones financieras y el precio del petróleo es lo que generó problemas de liquides a Pemex. El primer mandato del presidente fue ajustar los costos y la estrategia de negocios a un nuevo escenario de precios bajos”.

PUBLICIDAD

El apoyo del gobierno federal consistió en dos partes: la primera fue una inyección de efectivo en un bono por 73,000 millones de pesos (mdp), que sumado a un préstamo de la banca de desarrollo llegó  a cerca de 90,000 mdp. Este recurso se utilizó para la deuda con proveedores.

“La segunda parte de este apoyo fue un ajuste en la carga fiscal, que le va a permitir a Pemex reducir su endeudamiento con 50,000 mdp”, dijo el director general de Pemex.

Para González Anaya, el principal reto de Pemex está en la parte financiera, debido a la caída de los precios del petróleo de 100 dólares a casi 20 dólares por barril al momento en que tomó funciones como responsable de Petróleos.

El funcionario también aseguró que no existe la menor duda de que la reforma energética va a cambiar el panorama energético del país y le va a dar una competitividad a toda la economía.

Aguas profundas

El titular de Pemex aseguró que la empresa participará en la exploración de aguas profundas más pronto de lo que se creía ayudado de una asociación.

“Pemex va a ir a aguas profundas y va a ir a aguas profundas más pronto y de manera más efectiva, porque lo vamos a hacer con alguien más y eso va a disminuir los requisitos de inversión y va a disminuir los riesgos y permitirá entrar a otros campos para aumentar la producción”, precisó.

Apenas en febrero, Pemex había dicho que pospondría algunos proyectos de exploración en aguas profundas debido al recorte de gastos derivado de la caída de los precios del petróleo.

 

Siguientes artículos

Río 2016: ¿las olimpiadas en la mira del terrorismo?
Por

"Ningún país está a salvo del terrorismo. Algunos elementos actúan de manera individual inspirados por grupos radicales"...