El peso cerró la semana con una depreciación que lo colocó en un tipo de cambio interbancario de 19 pesos por dólar.

En ventanillas, la moneda estadounidense terminó la jornada en 19.30 pesos a la venta y 18.50 a la compra, según datos de Citibanamex.

De acuerdo con un análisis de Banco BASE, el pero se depreció alrededor de 0.78% en la semana debido principalmente a las pérdidas en las cotizaciones del petróleo en el mercado de materias primas.

El West Texas Intermidiate (WTI) cerró la semana con una caída de 6.20%, con un precio en 46.27 dólares por barril y un mínimo de 43.76 dólares por barril.

El Brent se cotizó en 49.45 dólares, en tanto que la mezcla mexicana se vendió el jueves en 41.42 dólares.

“Las pérdidas del petróleo se debieron al crecimiento sostenido de la producción de crudo en Estados Unidos, mientras que los inventarios se mantienen cerca de máximos en registro”, indicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco BASE.

“Cabe señalar que aunque la OPEP decida extender su acuerdo para limitar la producción en su siguiente reunión del 25 de mayo, el mercado considera que el efecto sobre los precios sería limitado”.

En el plan para contener la depreciación del peso, el Banco de México realizó la mañana de este viernes una subasta al vencimiento de coberturas cambiarias por un monto de 200 millones de dólares.

La subasta de hoy enfrentó una demanda de 3.25 veces el total colocado, por debajo de la demanda enfrentada en la renovación de coberturas del 5 de abril, donde el monto demandado superó en 6.66 veces la colocación de 200 millones de dólares.

Aunado a esto, el Banco de México anunció una nueva subasta de coberturas al vencimiento por 200 millones de dólares este lunes 8 de mayo.

Por otra parte, la Bolsa Mexicana de Valores cerró en 49,458.67 unidades en el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), lo que representa una ganancia de 1%.

 

Siguientes artículos

mariguana
Asociación de farmacias alista plan para medicamentos derivados de mariguana
Por

El sector está a la espera de que la secretaría de Salud publique la regulación para la venta de los fármacos.