El peso concluyó agosto con una depreciación de 0.51%, o 9.1 centavos, cotizando alrededor de 17.89 por dólar, siendo su primer retroceso mensual desde abril, y a la espera de que comience la segunda ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Durante el octavo mes del año, el tipo de cambio frenó su tendencia a la baja como consecuencia de un incremento en las apuestas brutas en contra del peso en el mercado de futuros de Chicago, las cuales entre el 2 y el 22 de agosto se incrementaron en 23,601 contratos o 141%.

Los factores detrás de la debilidad del peso fueron, de acuerdo con Banco BASE:

  • 1. El surgimiento de episodios de aversión al riesgo relacionados con las tensiones militares entre Estados Unidos y Corea del Norte.
  • 2. Las afectaciones severas del huracán Harvey a Texas en Estados Unidos, durante la última semana del mes.
  • 3. Una caída de los precios del petróleo con el WTI perdiendo 6.14% a 47.09 dólares por barril y,
  • 4. El inicio de la renegociación del TLCAN.

La directora de Análisis Económico Financiero de Banco BASE, Gabriela Siller, agregó que el tipo de cambio también se vio afectado por motivos estacionales, ya que tomando en cuenta el periodo 2005-2016, el peso se deprecia en promedio 1.83% durante agosto, caída que es mayor a la observada este año.

Asimismo, señaló que los riesgos para la moneda mexicana seguirán latentes durante septiembre por la renegociación del TLCAN, derivado de la postura proteccionista de Estados Unidos y sus amenazas de abandonar el tratado; así como por los amagues del gobierno mexicano de también finalizar el diálogo en caso de que su vecino del norte dé un ultimátum más.

Esos comentarios del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, ocasionaron que el peso cayera 1%, o 17.5 centavos, durante la última sesión de la semana.

Este viernes 1 de septiembre inicia la segunda ronda de renegociación del TLCAN en México, la cual terminará el 5 de septiembre; y para el mercado cambiario será importante conocer los avances y las opiniones de Donald Trump durante la siguiente semana.

Mientras tanto, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y Wall Street consiguieron concluir la última sesión de agosto con ganancias. En el caso del mercado bursátil mexicano, el avance fue marginal, ya que creció apenas un 0.03%, para ubicar al Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC) en 51,210.48 unidades, revirtiendo las pérdidas de la mañana.

Mientras que en la bolsa neoyorquina, el índice industrial Dow Jones cerró con una ganancia de 0.25%, colocándose en 21,948.10 enteros.

 

Siguientes artículos

Facebook estrena su servicio de video en Estados Unidos
Por

Ahora el paso más importante para la red social será cómo competirá con YouTube para obtener ingresos por publicidad y h...