Un astrónomo que comparte el premio Nobel de física de este año por descubrir un planeta fuera del sistema solar de la Tierra está en desacuerdo con las personas que ignoran el cambio climático con el argumento de que los humanos eventualmente partirán hacia planetas distantes.

Didier Queloz fue uno de varios premios Nobel que habló sobre el cambio climático en una conferencia de prensa llevada a cabo el fin de semana pasado en Estocolmo.

“Creo que esto es simplemente irresponsable, porque las estrellas están muy lejos, creo que no deberíamos tener ninguna esperanza seria de escapar de la Tierra”, dijo Queloz.

“También tengan en cuenta que somos una especie que ha evolucionado y desarrollado para este planeta. No estamos hechos para sobrevivir en ningún otro planeta que este”, dijo. “Será mejor que gastemos nuestro tiempo y energía tratando de arreglarlo”.

Varios otros ganadores del Nobel también instaron a que el cambio climático se tome en serio. Los comentarios se produjeron en una cumbre mundial de dos semanas sobre el cambio climático en Madrid.

Esther Duflo, una de las ganadoras del Premio Nobel de economía, advirtió que lidiar con el cambio climático “requerirá un cambio de comportamiento, particularmente de los países ricos” que son grandes consumidores de bienes y energía.

Te puede interesar: Francia retira productos con glifosato, herbicida presente en el maíz en México

Ella no estuvo de acuerdo con aquellos que creen que no hay necesidad de consumir menos, siempre y cuando ese consumo sea alimentado por energía renovable.

“Sería genial si ese fuera el caso, pero no creo que podamos contar con eso necesariamente”, dijo Duflo.

Stanley Whittingham, quien compartió el Premio Nobel de Química de este año por ayudar a desarrollar baterías de iones de litio, dijo “para ayudar a resolver el problema climático, es el momento ahora, pero tenemos que ser pragmáticos… No podemos apagar todo el CO2”.

El canadiense-estadounidense James Peebles, quien ganó la mitad del premio Nobel de física de 9 millones de coronas (casi 948,000 dólares) de este año por estudiar lo que sucedió poco después del Big Bang, más tarde le dijo a The Associated Press que está entusiasmado con la ola actual de cambio climático juvenil.

“Veo a estas personas en Princeton, mi ciudad natal, mientras marchan por el control del clima. Es una cosa maravillosa. Me encanta su entusiasmo, su energía, su devoción a algo que vale mucho la pena”, dijo.

“Tal vez algunos de los jóvenes no se dan cuenta de cuánto tiempo lleva. Pero vuelvo a la era de la Guerra de Vietnam y los Estados Unidos, donde fueron realmente los jóvenes los que empujaron a los políticos a salir y detener esas tonterías”, dijo.

Con información de The Washington Post.

Lee también: Bolsonaro llama ‘mocosa’ a la activista Greta Thunberg

 

Siguientes artículos

No solo los humanos: orcas también dejan a sus crías con sus abuelas
Por

La presencia de las abuelas aumenta las posibilidades de que sus parientes sobrevivan y transmitan su información genéti...