El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, mostró su informidad por la toma anticipada de la embajada de Venezuela por parte de la embajadora de Juan Guaidó, María Faría, así lo documenta una nota publicada por el sitio web La Nación.

“Extendimos la mano de buena fe y tal vez nos tomaron el codo”, expresó Alvarado, luego de que Faría junto con una comitiva tomó sin autorización la Embajada de Venezuela en Costa Rica.

El miércoles Faría ingresó a la sede diplomática sin la autorización de los diplomáticos de Nicolás Maduro, quienes podían permanecer en el país hasta el 16 abril.

Tras ese hecho, la Cancillería de Costa Rica rechazó esa actuación porque Faría debía respetar ese plazo.

PUBLICIDAD

Puedes leer:  Grupo de Guaidó toma la Embajada de Venezuela en Costa Rica

“Una representante tiene que atenerse a las reglas que pone Costa Rica. Dimos un plazo de 60 días y, en nuestra conversación, con la embajadora quedó claro eso, así como que ellos podían instalar un recinto o una embajada temporal en otro espacio y nuestro ánimo siempre fue respaldar la parte institucional, pero tener un proceso sereno”, dijo Alvarado.

Por su lado, Faría sostiene que actuó conforme a la normativa y dentro de las facultades que le autoriza su investidura.

El presidente aseguró que Costa Rica ha sido consecuente al reconocimiento de Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, y prueba de ello fue la aceptación de María Farías.

 

Siguientes artículos

La mujer y su lucha por la democracia en Latam
Por

Como sociedades estamos en la obligación de dar debido tratamiento a esta fuente de conflictividad en clave democrática...