Niños corriendo, jugando, explorando el mundo y probando sus límites… es una escena cotidiana en cualquier escuela a todas horas. En ese contexto es lógico que se den accidentes que, en el mejor de los casos, son un golpe o un raspón. En casos más serios puede haber esguinces, fracturas o algo más complicado. Aunque la frecuencia de este tipo de accidentes es baja, en caso de suceder puede implicar desembolsar una cantidad considerable entre radiografías, yesos, medicamentos, etc. Un caso así tiene, en promedio, un costo de seis mil pesos.

La mayoría de las escuelas particulares cuentan con un seguro de Accidentes Personales para todos sus alumnos. Su pago es obligatorio, generalmente en el costo de inscripción, ya que es una forma de proteger tanto al alumno como a la escuela en caso de algún incidente. El costo promedio oscila entre los 200 pesos y los 500 pesos anuales, pero hay que preguntar qué Sumas Aseguradas tienen contratadas, ya que éstas pueden afectar el costo.

Un Seguro de Accidentes Personales de este tipo en promedio maneja una suma asegurada de 50 mil pesos, pero puede ser más alto, depende de la escuela. También es importante conocer el proceso para utilizarlo, ya que, aunque el más frecuente es por reembolso, puede haber casos más serios en donde aplique el pago directo de la aseguradora al hospital o médico.

Es igual de importante saber el alcance de una cobertura, es decir: si sólo se cubre dentro de las instalaciones de la escuela o si cubre trayectos, transporte escolar o salidas organizadas por el colegio, por ejemplo.

Algunas escuelas públicas también tienen este tipo de seguros. En el caso de la Ciudad de México, existe en todas las escuelas de educación básica y media superior.

Ahora, en caso de que la escuela no cuente con un seguro de este tipo, se puede utilizar un Seguro de Gastos Médicos Mayores en donde no hay deducible en caso de accidente o este es mínimo. De esta forma lo que estamos adquiriendo en realidad es la tranquilidad de que nuestros hijos estarán protegidos y nuestro bolsillo también en caso de un imprevisto.

Existen también paquetes que ya comercializan algunas aseguradoras para coberturas de Accidentes Personales infantiles, universitarios o vacacionales, por ejemplo, que también pueden ser una excelente alternativa.

Como padres de familia no siempre preguntamos qué tipo de cobertura tiene la escuela de nuestros hijos. Pero si ya lo estamos pagando, lo lógico y justo es que lo aprovechemos y utilicemos en caso de requerirlo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web: 4p.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

IP-TLCAN
KPMG prevé renegociación del TLCAN rápida y llevadera
Por

México, Estados Unidos y Canadá tienen un interés en el orden establecido, en tanto que un acuerdo “rápido” le podría da...