El resultado, inesperado después de que Sony asumió un cargo por amortización de 1,580 millones de dólares en su división de móviles, indica que la reestructuración anunciada en mayo por su presidente está comenzando a rendir frutos.

 

 

Reuters

PUBLICIDAD

La japonesa Sony Corp reportó el viernes una pérdida operacional en el segundo trimestre menor a lo estimado por los analistas, debido a que las ventas de su consola de videojuegos PlayStation 4 (PS4) redujo el impacto de la vacilante división de teléfonos avanzados.

El resultado, inesperado después de que Sony asumió un cargo por amortización de 176,000 millones de yenes (1,580 millones de dólares) en su división de móviles, indica que la reestructuración anunciada en mayo por el presidente financiero Kenichiro Yoshida está comenzando a rendir frutos.

La pérdida operacional de Sony  alcanzó los 85,600 millones de yenes en el periodo julio-septiembre, que se compara con un perjuicio de 164,300 millones de yenes arrojado por un promedio de estimaciones de tres analistas consultados en un sondeo de Thomson Reuters.

En el mismo trimestre del año pasado, Sony anotó una ganancia de 14,800 millones de yenes por la venta de activos.

La compañía reportó una pérdida neta de 136,000 millones de yenes en el trimestre y mantuvo su pronóstico de perjuicio anual de 230,000 millones de yenes.

Sony elevó su pronóstico de ganancia operacional para el año en su división de videojuegos en 10,000 millones de yenes, a 35,000 millones de yenes, tras vender 3.3 millones de consolas PlayStation 4 en el segundo trimestre, superando a la consola rival Xbox One, de Microsoft.

La compañía también incrementó su pronóstico de ganancia operacional para sus unidades de imágenes y aparatos, pero dijo que su división estrella de electrónica había registrado una pérdida operacional general de 137,300 millones de yenes en la primera mitad del año.

Eso se compara a una pérdida operacional de 245,600 millones de yenes para el año completo que terminó el 31 de marzo.

La división de móviles pesó sobre los electrónicos. Sony redujo su panorama de ventas de teléfonos avanzados a 41 millones de aparatos desde 43 millones, frente a 39 millones del año pasado.

Yoshida dijo que Sony reducirá fuertemente su negocio de smartphones en China, donde se ha visto presionado por hábiles rivales locales como Xiaomi, mientras que el próximo jefe de la división de móviles, Hiroki Totoki, se concentrará en el fortalecimiento de las relaciones con empresas de telecomunicaciones tras asumir su nuevo cargo el 16 de noviembre.

Las acciones de Sony cerraron con un alza del 0.8% antes del anuncio de ganancias, que se comparan a un avance del 4.8% registrado por el índice referencial Nikkei de la Bolsa de Tokio después de que el Banco de Japón anunció un mayor alivio monetario.

 

Siguientes artículos

Banxico ve riesgos por “acontecimientos sociales”
Por

La desaparición de 43 estudiantes en el sur de México por policías y sicarios del crimen organizado se ha convertido en...