Ya es noticia vieja la posibilidad de transportarse a mundos reales o imaginarios mediante la tecnología. La posibilidad de abrir ventanas a otros lugares y otros tiempos empieza con la tradición oral de las culturas ancestrales. Después, mediante pictogramas han prevalecido las historias del día a día de hombres y mujeres de todo el mundo.

La evolución del lenguaje, la literatura, la prensa y la imprenta, luego el telégrafo y la radio, el cine y la televisión, y con el desarrollo de la tecnología más avanzada los medios digitales vuelven a revolucionar la forma de narrar historias.

Pero quizá nada de esto se compara con lo que prometen tecnologías como Glyph (desarrollado por Avegant), un dispositivo que mediante la vista y el oído ofrece una experiencia multisensorial.

Oculus Rift es otra de las aportaciones al mercado que con tecnología similar ofrece una plataforma de vivencias inmersivas con juegos de video, acceso a Netflix y más.

PUBLICIDAD

Y por supuesto la industria de los productos para adultos se hace presente cuando compañías como PornHub fomentan la generación de contenidos para este tipo de plataformas.

Surgen, como siempre, los cuestionamientos éticos. ¿Este tipo de tecnologías nos aleja del otro? ¿Corremos riesgo de que la juventud se pierda en la forma y no llegue al fondo? ¿Qué pasa con la convivencia humana cuando es cada día más fácil y más barato viajar a lugares en nuestra mente?

Google Expeditions es el claro ejemplo de cómo la tecnología, al final, siempre ofrece la posibilidad de desarrollarnos más como sociedad y enaltecer los valores del progreso, y como parte de la división de educación del gigante de las búsquedas en línea, lo ha demostrado con base en programas y actividades en escuelas públicas y privadas.

Como siempre, la tecnología es neutral, y el uso que se le da y nuestros hábitos de consumo hablan más sobre nosotros como sociedad que de quien la desarrolla. Hagamos que la tecnología VR se convierta en un vehículo para fomentar el progreso, cuestionar lo que no funciona y mantener los valores que nos han llevado hasta donde estamos ahora.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ger_betancourt / @TEDxMxCity / @MXenelMapa

Facebook: Gerardo Betancourt / TEDxMexicoCity / MX en el Mapa

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo tener niños felices y protegidos
Por

Este mes (y siempre) es muy importante festejar a los niños, pero también lo es protegerlos. Te digo cuáles son los 4 se...