La oferta de recompra de bonos del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) no generará impacto al Paquete Económico 2019, aseguró Carlos Urzúa, secretario de Hacienda y Crédito Público, a los diputados federales durante su comparecencia para ratificar su puesto.

Luego de ser cuestionado por los legisladores respecto al esquema de reestructuración de los bonos, Urzúa señaló que será un gran éxito.

«Esto no va a estar plasmado en el Presupuesto de Egresos de la Federación, simplemente es una reestructura que se va a hacer empleando recursos que ya tiene el Grupo Aeroportuario, que ya están en la panza del fondo que se tiene para el aeropuerto», afirmó durante la reunión con los integrantes de la Comisión de Hacienda y Crédito Público en San Lázaro.

El funcionario aseguró que el esquema de recompra lo idearon grandes despachos internacionales.

«Que los tenedores de bonos acepten nuestra oferta que serían 1,800 millones de dólares, ese sería el éxito», aseguró al concluir su presentación ante los legisladores, en medio de un equipo de seguridad que impidió a los medios de comunicación un intercambio amplio.

Urzúa explicó que la cláusula por evento de incumplimiento en caso de que el flujo de la Tarifa de Uso Aeropuertuario (TUA) se vea afectado por el comienzo de operaciones de un aeropuerto alterno en un radio de 70 kilómetros del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, o que las operaciones comerciales del aeropuerto de Toluca se incrementen a 5 millones de pasajeros al año, son una garantía a los inversionistas.

«Los inversionistas con toda razón pueden pensar ‘todavía no sabemos si va a seguir el de Texcoco o Santa Lucía, etcétera’ pero sí se va a ampliar el de Toluca. Y entonces pueden decir ‘los bonos se pagan con la Tarifa de Uso Aeropuertuario (TUA), sí pones más aeropuertos más bonitos se pueden ir los usuarios a otros aeropuertos y entonces ya no está tan buena la recaudacion de la TUA’.

«Lo que estamos diciendo es que en 70 kilómetros a la redonda si hay más aeropuertos y ampliaciones, vamos a asegurar que esa TUA va a ser correctamente recaudada», dijo.

La dependencia a cargo de Urzúa anunció ayer que se elevó la oferta de recompra de bonos del NAIM a 1,000 dólares por cada 1,000 dólares que se tenga en los bonos, desde la anterior que antes de incentivos era de 900 dólares por cada 1,000.

“La Secretaría Hacienda y Crédito Público anunció hoy que el Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (Mexcat) planea enmendar sus ofertas de licitación y solicitudes de consentimiento previamente anunciadas después de considerar las respuestas de los tenedores de notas y otras partes interesadas”, detalló la SHCP a través de un comunicado.

El gobierno modificó los incentivos a los tenedores de bonos e incremento en 10 dólares la comisión por consentimiento por cada 1,000 en papeles a quienes decidan aceptar el cambio en las condiciones de los contratos.

El grupo de inversionistas internacionales que participaron en la emisión de un bono para financiar el NAIM rechazaron la propuesta inicial de compra de bonos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Para el nuevo gobierno, la operación de recompra es fundamental, pues para poder cancelar las obras del nuevo aeropuerto se requiere el consentimiento de 50% de los tenedores de todas las series de bonos, de esa forma se podrían cambiar las condiciones contractuales de la emisión de deuda.

Te puede interesar:

La recompra de bonos del NAIM, como el Fobaproa, es un rescate a privados

 

Siguientes artículos

Carlos Urzúa cancela asistencia a conferencia con AMLO
Por

El equipo de comunicación de Carlos Urzúa, secretario de Hacienda, había confirmado su asistencia a la conferencia matut...