Los recortes de presupuesto y plazas laborales en el sistema público de salud mexicano han ocasionado una crisis, que al mismo tiempo ha provocado un mayor gasto por parte de la iniciativa privada.

Lo anterior de acuerdo con Javier Potes, presidente del Consejo Nacional de Empresas de Salud, durante el Foro Forbes Salud 2019.

“Se registró un menor presupuesto, además de los recortes presupuestales en el personal, el tema de quitar algunas plazas que no estaban oficialmente dadas de alta en la Secretaría (de Salud), y eso ha traído una crisis en el sector que ha sido muy palpable en estos momentos”, comentó el especialista.

Al respecto, Potes indicó que la tendencia es el menor gasto en el sector público, que está siendo sustituido por la iniciativa privada, lo cual podría incrementar todavía más.

“El primer efecto es la migración de los pacientes del sector público al privado… Vemos aumento de pacientes en consultorios de farmacias, incremento de estudios de laboratorio en gabinetes privados y hospitalización”, añadió el ejecutivo.

El gasto público en salud es el 2.8% del PIB, lo cual representa 51% del gasto total en el sector. En tanto, el gasto privado en salud es del 2.7%, casi el 50% del total en México.

“Queremos que cambie el sector, pero para bien. Lo que vemos en estas acciones del gobierno nos indican que la tendencia no es positiva, hay recortes de personal, también bajó el presupuesto de compras con relación al año anterior. No sólo es el tema de distribución, sino el de eficiencia en el gasto, y se nos viene encima una crisis en el sector público en ese sentido”, indicó Potes.

Por otra parte, comentó que el modelo de negocio en el sector debe enfocarse en la salud y prevención.