SPACE AI INC (SAI), lanza su primer satélite en una misión colaborativa con el laboratorio de Miguel Alcubierre, la empresa y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), llegaron al espacio a través del nanosatélite denominado “SAI-I NanoConnect-2”, instrumento desarrollado por el Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM y enviado por la Agencia India de Investigación Espacial (ISRO, por sus siglas en inglés) para colocarlo a 504 kilómetros de la superficie terrestre y el cual ya viaja alrededor del planeta en una órbita circular polar.

El satélite fue enviado al espacio la madrugada del domingo 28 de febrero desde India. Detrás del logro se encuentra un destacado equipo de científicos e investigadores la empresa SPACE AI, y de la UNAM encabezado por Miguel Alcubierre.   

Es importante precisar que el cohete enviado por la ISRO transportaba el satélite de vigilancia de la Tierra, Amazonia 1, y junto con éste se enviaron 18 satélites secundarios, entre los que iba el SAI-I NanoConnect-2 desarrollado completamente con tecnología, diseño y concepción de SAI y UNAM. Cabe recalcar que la colaboración de SPACE AI fue fundamental para lograr la gestión, financiamiento y puesta en marcha del lanzamiento.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

De acuerdo con información del equipo de expertos, el SAI-I NanoConnect-2 podría comenzar a trabajar de manera inmediata y, dentro de tres o seis meses, estaría en condiciones de completar la misión de validación de equipos y la prueba de su antena, por lo que se espera que continúe con su labor durante algunos años hasta que sea atraído a la superficie terrestre.

En este mismo sentido, trascendió que el objetivo principal es probar que cada instrumento funcione correctamente en el espacio para que los datos lleguen a la estación del ICN ubicada en Ciudad Universitaria, en la Ciudad de México, cuyos datos permitirán a los expertos universitarios saber si los sistemas funcionan correctamente.

“FAMILIA DE SATÉLITES”

Al respecto, la máxima casa de estudios explicó en un comunicado que el aparato “es parte de una serie de satélites llamada NanoConnect los cuales ofrecen herramientas de tecnología que permitirán posicionar a México como un actor en el sector espacial en el desarrollo de instrumentos y aplicaciones para órbitas bajas”. Incluso se ha revelado que el ICN de la UNAM ya trabaja en la fabricación del NanoConnect-3 y en el diseño del NanoConnect-4.

A manera de retrospectiva, el doctor Medina Tanco, líder del proyecto detalló que los equipos (de la familia NanoConnect) “fueron diseñados y fabricados por LINX, en coordinación con el gobierno de (el estado de) Hidalgo. El primero de esta serie fue NanoConnet-1, el cual realizó en noviembre de 2017 un vuelo suborbital utilizando la plataforma estratosférica ATON de LINX, operada desde Pachuca; validó que las tecnologías desarrolladas en la UNAM son funcionales y sirvieron de base para la construcción del nanosatélite” actual.

Sigue la información de economía y negocios en Forbes Centroamérica

El experto agregó que “es una demostración muy práctica y efectiva de la capacidad de la UNAM de generar sinergia con actores externos, podemos decir de triple hélice: la Universidad con su experiencia y conocimiento; el gobierno de Hidalgo con su capacidad logística y también hay empresarios”, representados en este proyecto por la firma Space AI.

Finalmente, Adolfo Medina informó que “también pretendemos probar la capacidad de ese satélite para prestar servicios para una carga útil y, para ello, contamos con una empresa americana que produce antenas de altísima tecnología, un ancho de banda muy, muy grande. El equipo trabajará con nuestros sistemas de comunicación, pero en algunos momentos pasará a usar este sistema externo, con manera de comparar la eficiencia de esa nueva antena”.

CARACTERÍSTICAS

El SAI-I NanoConnect-2 es un satélite de tipo CubeSat, cuyas medidas son 10x10x20 centímetros y fue desarrollado como una misión conjunta entre Space AI, empresa fundada por jóvenes latinoamericanos con sede en Silicon Valley y que tiene presencia en Estados Unidos, México, Argentina e Israel y la UNAM.

Cabe destacar que la firma multinacional Space AI, ya ha construido y desarrollado una red de proveedores líderes en todo el mundo y realiza ingeniería e innovación aplicada al combinar Inteligencia Artificial (IA) con poder de súper cómputo de forma distribuida y además con la capacidad de fabricar y entregar todos sus productos a escala.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

La visión de Space AI se basa en el entendimiento de que, por primera vez después de la creación de internet, nace una nueva red. Esta nueva red se basa en un protocolo que integra las órbitas LEO, MEO, GEO junto con la Tierra, la Luna y Marte. Este es un modelo probado con la Estación Espacial Internacional (ISS), Marte, satélites lunares y robots utilizado en más de mil misiones.

Así mismo, SAI es la primera empresa en proponer el uso estándar del cubesat, tanto para el segmento espacial y terrestre, dirigido al mercado tradicional de la industria espacial, además de vehículos no tripulados con los mismos estándares utilizados en el espacio, disminuyendo significativamente el costo de miles de millones de dispositivos.

FUTURO INMEDIATO

La empresa informó que están alistando el siguiente vuelo para junio de 2021, y será un vuelo mucho más complejo y ambicioso, volando una plataforma de 6U (tres veces más grande que la que voló ahora) y que continuará colocando las piezas para demostrar el concepto del cómputo de alto rendimiento y el uso de aplicaciones de alta demanda de cómputo en un ecosistema abierto, destacando el trabajo de mucho talento latinoamericano detrás de ello.

De su lado, la máxima casa de estudios refirió a través de Gaceta UNAM, “es un gran orgullo para nuestro país que se haya podido poner en órbita una plataforma 100 por ciento diseñada, construida y probada en México, sin duda es un hito que marcará la historia, y algo que hace único este esfuerzo es el tener una colaboración con una empresa de alta tecnología como Space AI que permite a los investigadores confirmar que se tiene todo en Latinoamérica para desarrollar un sector espacial exitoso e innovador”.

Suscríbete a Forbes México

Contacto: 

@LopezCasarinJ

Javier López Casarín es presidente de la Fundación Reinventando a México.*

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

luz electricidad
La Reforma Eléctrica un acto de Justicia Nacional
Por

El rescate de la actividad productiva del Estado mexicano tiene que leerse como signo congruente con la mejor parte de n...