Cuando Nokia volvió de entre las cenizas en 2017, entusiasmó a una multitud de fans con una combinación de simpleza y nostalgia. Más tarde, cuando sus cuatro equipos llegaron al mercado, quedó claro que la casa finlandesa nunca debió aliarse con Microsoft ni derivar en ese breve experimento llamado Lumia.

Ahora, la segunda generación de teléfonos inteligentes busca consolidar a la marca, y el Nokia 6 edición 2018, conocido como 6.1, es clave en la estrategia en pos del mercado de ~6,000 pesos.

Éste es un equipo de gama media con buen rendimiento, el diseño icónico de la firma y Android Puro. ¿Vale la pena? Lo probamos para ustedes.

 

PUBLICIDAD

Diseño y materiales

Si no está roto, no lo arregles. Al igual que su predecesor, el 6.1 tiene un cuerpo de metal y su pantalla es protegida por Gorilla Glass 3. Sus líneas rectas y simples son acentuadas con detalles color cobre en los bordes y los botones, que contrastan discretamente con el negro del cuerpo. La cámara principal se encuentra en la parte superior trasera y debajo de ella, el flash y el lector de huella digital.

Al frente hay un display Full HD de LCD y 5.5 pulgadas con una densidad de 403 pixeles por pulgada.

Nokia 6.1. Foto: Carlos Morales/Forbes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Rendimiento

En el interior de este gama media no hay nada particularmente notable. Un procesador Snapdragon 630 de Qualcomm se combina con 3 GB en RAM y Android 8.1 (Oreo). El resultado es satisfactorio, pero no le da a equipo potencia para realizar nada particularmente sobresaliente. Éste es un equipo de batalla, pero no de uso rudo.

En cuanto al espacio de almacenamiento, viene con 32 GB expandibles a través de una tarjeta MicroSD de hasta 128 GB.

 

Cámaras

A pesar de contar con óptica Zeiss, el 6.1 no se destaca en este departamento. Su cámara de 16 MP (f/2.0, 27 mm) puede grabar video en 4K a 30 fps y Full HD también a 30 fps, sin cámara lenta ni funciones especiales, y aunque el resultado a plena luz del día es aceptable, en condiciones más desafiantes las fotografías pierden definición y es evidente que el motor de procesamiento de imagen se esfuerza en mantener a raya el ruido. Al frente hay una cámara de 8 megapixeles.

Aquí, un par de ejemplos (más en su álbum en nuestra cuenta de Flickr):

IMG_20180609_153050 IMG_20180611_235846

 

Experiencia

Al igual que con el resto de la línea Nokia, el 6.1 tiene la virtud de incluir un Android Puro, algo que es sumamente valorado por muchos de sus usuarios. La falta de capas de personalización en el sistema operativo no sólo luce bien, sino que hace más ágil al equipo y facilita el despliegue de las actualizaciones.

 

Batería

Los 3,000 mAh de capacidad de la batería de litio son el estándar en la industria y suficientes para un día de uso promedio. Si tienes necesitas extender la duración, el cargador rápido de 18W te da el 50% de la carga en 30 minutos a través de su puerto USB-C.

 

 

 

 

 

 

 

 

Balance

En la gama media el precio es un factor determinante, y la etiqueta de 6,999 pesos que cuelga del 6.1 lo hacen poco atractivo si se compara con otros modelos de la categoría, como el M1A1 de Xiaomi, el G6 de Motorola o el P20 Lite de Huawei, aunque, al final, la oferta a través de planes de pospago con operadores son clave.

En su contra juegan su cámara sin sorpresas y su precio, mientras que tiene a su favor la gran experiencia de Android Puro y la resistencia clásicas de Nokia.

Puedes encontrarlo en:

 

Siguientes artículos

Sushi Striker, veloz juego puzzle para el Switch
Por

Una nueva franquicia exclusiva de Nintendo que nos pone en frenéticas batallas tipo puzzle en la que tenemos que comer s...