Notimex.– El uso se riñones de donantes infectados con hepatitis C podría reducir los tiempos de espera para el trasplante del órgano y aumentar un ahorro de costos, de acuerdo con un estudio publicado en la revista médica American Journal of Kidney Diseases.

Investigadores de la Universidad de Cincinnati, encontraron que el uso de este tipo de riñones en trasplantes podría reducir el tiempo de espera por este órgano de cuatro a un año y medio, una reducción de 61%.

Además, detallaron los científicos, la investigación arrojó que los pacientes que recibieron trasplantes con un riñón con hepatitis C ganaron casi 10 meses en la esperanza de vida, en comparación con aquellos que esperaron más tiempo para recibir el órgano.

De la misma manera, explicaron, hubo un ahorro de aproximadamente 32 mil euros durante la vida del paciente cuando aceptó este riñón infectado y luego recibió el tratamiento para la hepatitis C, frente a la recepción de un riñón no infectado y tener que continuar con la diálisis en proceso.

“Eso es importante porque los pacientes en diálisis tienen un riesgo mucho mayor de morir cada año. (…) Enfrentan una tasa de mortalidad excesiva de hasta 15% anual, mientras que la tasa de mortalidad para los pacientes que se benefician de un trasplante de riñón supone apenas 2%”, comentaron.

Lee también: México enfrenta pandemia de enfermedades crónicas, revela Inegi

 

Siguientes artículos

Beatriz Gutiérrez se suma a #UnDíaSinMujeres… pero después cambia de opinión
Por

La escritora y esposa del presidente López Obrador promovió la participación al paro nacional de mujeres, pero horas más...