Notimex.- El canciller ruso, Serguéi Lavrov, expresó hoy su preocupación el apoyo estadounidense a la oposición en Venezuela, en su conferencia de prensa anual para dar a conocer los resultados de la diplomacia rusa en 2018, en la que habló también del Brexit y Siria, entre otros temas.

Durante más de dos horas, el ministro ruso de Asuntos Exteriores respondió este miércoles a docenas de preguntas hechas por periodistas nacionales y extranjeros congregados en la sede de la Cancillería sobre una amplia gama de temas, en las que destacó la crisis venezolana.

Lavrov expresó su preocupación por el apoyo y las intenciones del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer como presidente de Venezuela al diputado opositor Juan Guaidó, que funge como dirigente del Parlamento en desacato.

“Ha trascendido que ahora Estados Unidos reconocerá o podría reconocer como presidente de Venezuela al jefe del Parlamento y no a Nicolás Maduro (…) Esto es alarmante”, dijo el ministro ruso, según un reporte de la agencia informativa Spuknit.

PUBLICIDAD

Esto sugiere que los estadounidenses continúan con su línea orientada a tumbar Gobiernos que no comulguen con sus políticas, agregó Lavrov y reiteró que Rusia apoyo a los esfuerzos internacionales para restablecer el diálogo entre el gobierno venezolano y la oposición.

Un diálogo, añadió, que de momento patina por “la influencia, ante todo, de Estados Unidos sobre el sector irreconciliable de la oposición. Precisamente esa influencia ha convertido a un sector de la oposición en irreconciliable y esto es muy lamentable”, subrayó.

El canciller instó a Estados Unidos y otros países a evitar cualquier tipo de injerencia en los asuntos internos de Venezuela, luego de que la víspera la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, aprobó el proyecto de Acuerdo de Ley en el que declarató a Nicolás Maduro como “usurpador” de la presidencia.

El ministro de Exteriores de Rusia también habló sobre los reportes de medios estadounidense sobre que el presidente Trump es un “agente del Kremlin”, afirmando que es totalmente absurdo, ya que representa un “bajón de los estándares del periodismo”.

“Sinceramente, me resulta difícil comentar lo que está ocurriendo en Estados Unidos con las acusaciones contra el presidente Trump en los que se asegura que es un agente del Kremlin, pienso que para la prensa estadounidense es un bajón de los estándares del periodismo y algo muy denigrante”, dijo.

Tengo entendido que la Constitución de Estados Unidos brinda al presidente el derecho de determinar y llevar a cabo la política externa, y el hecho de que el Congreso esté atacando ese derecho “no vuelve esos ataques más constitucionales ni menos ilegales”, subrayó.

El diario The Washington Post había publicó en días pasados supuesto archivos secretos estadounidenses sobre reuniones que Trump había celebrado con Putin en cinco lugares diferentes en los últimos dos años, los cuales el presidente habría ocultado a la Casa Blanca.

En su conferencia de prensa, el jefe de la diplomacia rusa confirmó que Moscú está dispuesto a trabajar tanto con la Unión Europea (UE) como con Reino Unidos, independientemente del resultado de Brexit, la salida de Londres del bloque comunitario.

“Si todo finaliza con la salida del Reino Unido de la Unión, por supuesto, cooperaremos tanto con la UE como con Reino Unido”, dijo el canciller, subrayando que “incluso mucho antes de que el Brexit se concretara, “siempre fue importante una UE unida, fuerte y, sobre todo, independiente”.

El ministro recordó que la UE es, como organismo, el socio principal de Rusia, pero resaltó que la salida de Reino Unido de esa estructura “es un asunto interno británico, de sus habitantes, del Parlamento” de ese país.

Sobre la situación en Siria, Lavrov dijo que las armas e instalaciones militares bajo el control de Estados Unidos en Siria deben someterse a “el control del gobierno sirio, las fuerzas armadas sirias y las estructuras administrativas sirias, en el entendido que “los kurdos deben contar con todas las condiciones necesarias”.

Destacó que es necesario expulsar a los terroristas restantes en Siria, especialmente en las cercanías de la norteña provincia de Idlib, ya que los militantes continúan atacando la base rusa Hmeymim ubicada en la provincia costera de Latakia.

“La situación en torno a Idlib estará en la agenda de las próximas conversaciones entre el presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan”, confirmó, sin dar detalles del esperado encuentro.

También expresó su preocupación por las actividades de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN)a cerca de las fronteras del país, enfatizando que pusieron en peligro la seguridad de la nación y violaron la Ley de Fundación OTAN-Rusia, que prohibió el despliegue de fuerzas en los territorios de nuevos miembros.

 

Siguientes artículos

May pide apoyo para mantenerse en el gobierno y resolver el Brexit
Por

Ante los legisladores británicos, la primera ministra dijo que una elección generaría división y caos en momentos en que...