Los desarrollos inmobiliarios industriales en México han dado un giro impresionante en los últimos años, en parte siguiendo la evolución de la industria que demanda mejores espacios, pero también por el compromiso cada vez mayor de las empresas para proteger el medio ambiente y reducir su huella de carbón.

La evolución del sector inmobiliario ha aumentado la competitividad e impulsado a los desarrolladores a ofrecer mejores espacios, mientras que la globalización ha también impulsado el cumplimiento con los estándares internacionales en la edificación. De ahí que certificaciones como LEED (Leadership in Energy and Environmental Design), que originalmente nace en Estados Unidos, han cobrado fuerza ahora en México.

El desarrollo sustentable emerge como un diferenciador importante entre los desarrolladores inmobiliarios, quienes, como FINSA, se han sumado a este compromiso tanto para cumplir con las compañías internacionales que demandan edificaciones verdes, como por un interés interno y genuino de no sólo cuidar sino también mejorar el entorno.

Así, FINSA ha logrado captar el mercado de empresas de capital global y comprometidas con el medio ambiente que llegan a México a abrir operaciones, buscando el mejor producto inmobiliario adecuado para sus necesidades de producción.

PUBLICIDAD

Edificios eficientes que se traducen en ahorros en la operación

En 2010, FINSA puso en marcha un programa de construcción de naves industriales certificadas LEED en todo México; así, hoy son 18 los edificios certificados que generan ahorros en emisiones equivalentes a 1,200 casas unifamiliares de manera anual.

En cada proyecto de FINSA, se aplica un Plan de Control de Erosión y Sedimentación y un Plan de Gestión de Residuos de Construcción, además, a través de un diseño sustentable, se busca aumentar la iluminación natural, la eficiencia energética, el ahorro de agua en muebles sanitarios y riego, el tratamiento de aguas grises, la promoción del transporte público, los equipos de aire acondicionado con bajo impacto a la atmósfera, materiales que promuevan la calidad del aire, así como el uso de materiales regionales y con contenido de reciclado, entre otros.

Hoy FINSA es líder en desarrollos sustentables, con el 30% del total nacional de naves industriales certificadas LEED en México, y en los próximos años, a través de la implementación del programa “LEED Volume” se certificarán 25 proyectos adicionales. Construir cada uno de estos edificios, evitará entre 60 y 140 toneladas de emisión de CO2 a la atmósfera.

Las compañías que llegan a ocupar estos edificios, se benefician de los costos reducidos en la operación, con consumos menores de energía entre un 20-30% comparados con una nave industrial tradicional, y el consumo de otros recursos como agua en un 50%.

Parques industriales sustentables

FINSA fue el primer desarrollador en México que obtuvo la certificación de Calidad Ambiental para parques industriales que otorga la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), que avala el cumplimiento con la legislación ambiental. Hoy, los desarrollos de FINSA en operación cuentan, o están en proceso de obtener dicha certificación.

Los ejes rectores para el diseño y operación de los desarrollos son la conservación de las buenas prácticas en materia de Energía, Agua y Protección Ambiental, para continuar aportando un impacto positivo en la preservación de los recursos naturales y del medio ambiente. Además, se detectan áreas de oportunidad de mejora, dando así un sentido de eficiencia que se refleja principalmente en una reducción del consumo energético, aprovechamiento de los recursos de una manera eficaz y eficiente, cumplimiento de las regulaciones aplicables y mejora continua.

Conoce los desarrollos y propiedades disponibles aquí.

 

Siguientes artículos

Bitcoin
Llega al país una nueva plataforma para comprar criptomonedas
Por

Con la llegada de CryptoMarket los mexicanos ya podrán comprar las principales criptomonedas del mercado.