Se espera que la empresa fabricante de bolsas de aire Takata pague una sanción financiera cercana a los 1,000 millones de dólares para resolver las acusaciones de delitos penales en el manejo de bolsas de aire propensas a ruptura por parte de los fabricantes de automóviles japoneses relacionadas con numerosas muertes y heridas.

Los abogados de Takata y los funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos están discutiendo la perspectiva de que la compañía se declare culpable de mala conducta criminal como parte del acuerdo, señala el diario The Wall Street Journal quien cita a fuentes familiarizadas con el caso.

La compañía japonesa enfrenta presiones financieras significativas de una avalancha de bolsas de aire retiradas. Bajo condiciones de acuerdo, Takata se espera que pague parte de la sanción financiera por adelantado y el resto durante varios años.

Lee también Takata considera declararse en bancarrota por airbags defectuosos

PUBLICIDAD

Los fiscales están acusando a Takata de fraude telefónico después de determinar que la compañía probablemente hizo declaraciones engañosas e información oculta sobre bolsas de aire que pueden explotar en las cabinas de los vehículos, un problema de seguridad vinculado a 11 muertes y 184 lesiones en Estados Unidos.

Uno de los focos de investigación criminal de Takata se centra en proporcionar informes de pruebas engañosas a los clientes, incluyendo Honda Motor Co.

Sólo en Estados Unidos, 19 fabricantes de automóviles retiraron 42 millones de vehículos con casi 70 millones de bolsas de aire Takata que se arriesgan a romperse, detalla TWSJ.. La crisis representa la mayor retirada de seguridad automotriz en la historia de Estados Unidos y ha desatado litigios generalizados.

 

Siguientes artículos

Mauricio Macri sale ileso de ataque contra auto en el que viajaba
Por

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, salió ileso luego de que un grupo de al menos diez personas apedreó el auto...