El potencial está ahí y la maquinaria podría echarse a andar con más fuerza en cualquier momento, en México, las inversiones en tecnología limpia alcanzaron 1,900 millones de dólares durante 2012… y vamos por más.

 

Hace algunas semanas tuve la oportunidad de participar en el Cleantech Forum Europe en la ciudad de Bilbao, España, uno de los eventos de mayor prestigio en el mundo de inversión en tecnología limpia. Como era de esperarse, el evento atrajo la atención de inversionistas, desarrolladores de proyectos, empresas de tecnología limpia y gobiernos de todo el mundo.

En esta ocasión, a diferencia de las ediciones anteriores, se organizó una “tarde de Latinoamérica,” donde se llevaron a cabo varios paneles con inversionistas, emprendedores y gobiernos latinoamericanos. Para el primer panel se invitó a cuatro emprendedores mexicanos a presentar sus proyectos a través de una conexión remota desde la Ciudad de México. Las cuatro empresas – Quanax, REAN, Concreto Ecológico y BioFase – fueron representadas por el director general y, en el caso de REAN, por la directora general y fundadora.

PUBLICIDAD

La presentación de estas empresas levantó el interés de aquellos participando en el foro. Como moderador del panel, al término de éste me fue posible escuchar varios comentarios al respecto, no sólo sobre los emprendedores y proyectos presentados durante el panel, sino también sobre emprendedurismo e innovación en México y Latinoamérica.

Hubo varios comentarios positivos e incluso interés por algunos inversionistas; sin embargo, también hubo comentarios que se centraban en el escepticismo  y la falta de interés en la región. Aún más interesante, fue la causa: falta de cultura emprendedora, de desarrollo tecnológico y de un mercado “real” para este tipo de productos.

La respuesta a estos comentarios se dio de manera implícita en el siguiente panel, donde compartí mis experiencias promoviendo el desarrollo tecnológico y el emprendedurismo responsable en México con un representante del gobierno del estado americano de Massachusetts.

En este segundo panel se presentó una imagen de Latinoamérica, y en particular a México, Chile, Brasil y Colombia, como los principales y más importantes mercados tanto para inversionistas como desarrolladores de proyectos de tecnología limpia. Se habló que en el 2012 se invirtieron cerca de 219,000 millones de dólares a nivel global en tecnología limpia, de los cuales  cerca del 10% se invirtió en Latinoamérica y cerca de 1,900 millones de dólares en México. Gran parte de esta inversión fue hecha en el sector de eficiencia energética y, de forma secundaria, en proyectos de generación de energía a partir de fuentes renovables.

En el caso de México, la discusión se centró en el crecimiento y la oportunidad que representa este mercado para emprendedores, desarrolladores de proyectos e inversionistas, principalmente dado el crecimiento acelerado de casi el 600% que se alcanzó entre 2011 y 2012.

Seguido de este panel, se presentaron las visiones de distintos gobiernos, incluyendo el gobierno de Brasil, el gobierno de Perú y, representando a México, el gobierno del estado de Sinaloa. Este último dio una perspectiva sobre el potencial con el que cuenta México, así como el del estado que representaba. Sin lugar a dudas, esta presentación reforzó la idea de que México cuenta con un potencial enorme en áreas como la generación de energía a partir del sol y el viento, así como transporte y construcción.

Quizá aún más interesante, fue la visión presentada durante el último panel donde compartieron el micrófono representantes del Banco Mundial, WCAP (anteriormente Water Capital), la Agencia de Basilea para el Desarrollo Sustentable, la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo. Durante este panel se presentaron las razones por las que agencias de desarrollo y organismos multilaterales han decidido invertir tiempo, dinero y esfuerzo en México: el potencial del mercado, el crecimiento acelerado y, quizá más importante, el marco regulatorio que presenta una oportunidad UNICA para el desarrollo de la industria de tecnología limpia mexicana.

Al término del foro se comentó la relevancia de Latinoamérica en términos de potencial de mercado y como uno de los principales mercados emergentes y por lo mismo principal destino para inversionistas privados e institucionales. Se habló de México en particular como una economía emergente con gran potencial y con las herramientas necesarias para impulsar el desarrollo tecnológico y promover la inversión directa extranjera.

Quizá el indicador más importante del éxito y la nueva percepción que se creó de México en este foro fue el hecho de que a partir de este año, es posible que veamos una “tarde de Latinoamérica” en cada edición y que en vez de convencer se convierta en una ventana a uno de las regiones emergentes con mayor potencial en el mundo.

Contacto:

Twitter: @LaguirreGM

Facebook: GreenMomentum

Website: www.greenmomentum.com

Blog: greenmomentummx.wordpress.com

 

Siguientes artículos

Bolsas de Europa abren cerca de máximos
Por

Los buenos resultados de empresas como EADS, además de noticias de fusiones y adquisiciones, impulsaron los mercados....