Vivimos en una época donde la tecnología revoluciona todos los aspectos de nuestra vida, y las finanzas personales no son la excepción. Los expertos en el tema dicen que la tecnología en este tema está avanzando tan rápido que en 10 años la forma en la que manejamos nuestro dinero será irreconocible a cómo lo hacemos ahora.

Esto no es difícil de imaginar, si recordamos que la primera tarjeta de crédito fue creada en 1950, hace 67 años. ¿Y de dónde surgió esta idea que ahora nos parece tan común? Según la historia, -al igual que la mayoría de los mejores inventos- no surgió de la mente de banqueros, sino, de la ciencia ficción. El concepto de comprar cosas a través de una tarjeta fue por primera vez empleado en una novela utópica: Looking Backward de Edward Bellamy. Quizás para ver qué nos depara en cuanto a innovación en finanzas en los próximos 10 años sólo basta con elegir un par de películas futuristas en Netflix.

¿Pero hoy cómo podemos aprovechar estos cambios tecnológicos para hacer nuestra vida más fácil en el tema de las finanzas personales?

¡Adiós sucursales!

Cada 15 días recordamos la tortura que es ir al banco al ver las filas que se desbordan en las sucursales, sin mencionar lo inseguro que en ocasiones puede resultar. No es secreto que la tecnología nos permite reducir o eliminar por completo ir físicamente al banco. Pero no sólo eso, la tecnología también nos puede ayudar a tener más información o incluso acceder a precios más competitivos.

Usemos el ejemplo de los créditos hipotecarios. Estoy seguro de que la simple palabra “hipoteca” le quita el sueño a más de uno. Tradicionalmente, el crédito para comprar una vivienda era un trámite engorroso, poco transparente (con muchas letras chiquitas) y en el que el cliente prácticamente estaba a la merced de lo que su banco le quisiera ofrecer. Esto hoy ya cambió, existen empresas tecnológicas, como Bancompara, que te ayudan a comparar en menos de 30 segundos la oferta de créditos hipotecarios. Además, ellos mismos te ayudan durante todo el proceso para obtener tu hipoteca. Y mejor aún no tiene ningún costo para ti, ellos le cobran al banco con el cual cierres tu hipoteca una comisión por llevarles a un nuevo cliente.

El poder comparar toda la oferta hipotecaria y tener asesoría durante todo tu proceso te puede llegar a ahorrar hasta 200 mil pesos por cada millón de crédito, únicamente por ayudarte a elegir la opción más barata del mercado, en lugar de irte con la más cara por falta de información.

Ya no tienes que ser un millonario para poder invertir

Antes, si eras un mortal, como yo, no tenías muchas opciones de inversión a tu alcance. Las opciones más comunes que ofrecían los bancos para los pequeños y medianos ahorradores eran inversiones con rendimientos muy bajos, como los famosos cetes. Las inversiones de altos rendimientos únicamente estaban disponibles para personas con millones de pesos en sus cuentas.

Los avances tecnológicos han permitido la aparición de nuevos esquemas de inversiones colaborativas, donde personas con pequeños y medianos montos de capital se unen para hacer grandes inversiones que no podrían hacer por sí solos y así todos acceden a los beneficios de las mismas. A esta forma de invertir se le conoce como fondeo colectivo (crowdfunding).

Esta actividad normalmente se lleva a cabo a través de plataformas, donde los dueños de las mismas se encargan de publicar oportunidades para invertir y los interesados aportan de forma colectiva el capital. Ahora se puede invertir en bienes raíces desde cinco mil pesos, en empresas desde mil pesos, en créditos personales desde 100 pesos, etc.

Esto apenas está empezando

La tecnología está revolucionando las finanzas personales y el centro de todo somos nosotros, los consumidores de productos y servicios. Tendremos más y mejores opciones, más transparentes y a mejores precios. Tendremos más información y podremos tomar decisiones más acertadas. Y, por último, podremos participar en oportunidades de inversión que antes parecían estar muy lejos. Hacia adelante, el reto será profundizar la educación financiera para que la gente en México pueda aprovechar este mundo de oportunidades que la tecnología nos está trayendo.

Para darte una idea del impacto de la tecnología en nuestras finanzas, te comparto un mapa de las empresas identificadas por Finnovista como empresas de tecnología financiera en nuestro país. Todas ellas están trabajando para cambiar la forma en la que llevas tus finanzas personales hoy.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ticocastro

Página web: briq.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

peso-dolar-tipo-de-cambio
Prueba nuclear de Corea del Norte pega al peso y otras divisas
Por

Además de las tensiones geopolíticas, la moneda mexicana se encuentra vulnerable a la especulación ante la renegociación...