Científicos aseguran que tener un perro se asocia con una disminución de 24% en todas las causas de muerte, y para quienes previamente sufrieron un ataque cardíaco o derrame cerebral, tener un perro redujo su riesgo de morir por un margen aún mayor.

Los hallazgos provienen de dos estudios: Cardiovascular Quality and Outcomes, una revista publicada por la American Heart Association.

En el primer informe los científicos descubrieron que para los adultos que viven solos, tener un perro redujo el riesgo de muerte en 33% después de un ataque cardíaco y en un 27% después de un derrame cerebral.

“Los perros también redujeron el riesgo de morir para quienes viven con una pareja, sólo en un margen más pequeño”, dice el estudio.

El segundo fue un metanálisis, en el que los científicos revisaron los datos de pacientes de más de 3.8 millones de personas de 10 estudios separados, de acuerdo con el portal Money.com.

“Ese estudio también encontró fuertes beneficios de tener un perro para las personas que habían sufrido un ataque cardíaco o un derrame cerebral. Pero también descubrió que los perros pueden aumentar sus años, incluso si no ha tenido problemas cardiovasculares”, dice el estudio.

Te recomendamos: Mestizos, chihuahua y schnauzer, los perros favoritos de los mexicanos

 

Siguientes artículos

Liverpool
Liverpool, el cuarto equipo más caro del mundo, basa su éxito en el socialismo
Por

El Liverpool, actual campeón de la Champions League, tiene el pensamiento socialista que le heredó la leyenda del club,...