El precio de la tortilla, leche y huevo, productos de la canasta básica, suben marginalmente por el gasolinazo anunciado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), acepta la Secretaría de Economía (SE).

“Los precios de los productos de la canasta básica, en ningún caso, pueden subir en la misma proporción que lo hicieron la gasolina, el diésel y el gas”, señala la dependencia encargada de vigilar los mercados en México.

“Un incremento de 16.5% en el diésel no implica un aumento igual o mayor en el costo de un kilo de tortillas o huevo o un litro de leche”, explica la entidad encargada de vigilar los precios.

Pero en la producción de un kilo de tortilla, el efecto del incremento en el precio del diésel es de no más de 5 centavos por kilo, agrega Economía.

PUBLICIDAD

Te interesa leer: Prepárate para la ‘megacuesta’ de enero: habrá alza de 10% en alimentos por gasolinazo

“Considerando que actualmente el precio del maíz en pesos es 20% más bajo que en diciembre de 2011, no hay evidencia que justifique un aumento desproporcionado el precio de la tortilla”, dice la SE.

En el caso de un litro de leche, el incremento del precio del diésel implicaría un costo adicional de aproximadamente 8 centavos respecto al precio del mismo, declara el organismo a cargo de Ildefonso Guajardo Villarreal.

“A pesar de que el precio internacional de referencia de la leche cayó 7.2% de enero de 2014 (máximo nivel) a noviembre de 2016, su precio en México subió 8.2%, en el mismo periodo. Por lo que un aumento no sería justificable”, expresa.

“En el caso del huevo, considerando que un tráiler transporta 1000 cajas y que cada una pesa 22 kilos, su carga sería de 22,000 kilogramos. Agregando el costo de su traslado, de Jalisco a la Ciudad de México (460 km), el aumento del costo del diésel impactaría en 4 centavos por kilo de huevo (lo que significa el 0.2% del precio actual del huevo)”, expone.

También puedes leer: Ya viene un segundo gasolinazo para febrero

Existe preocupación en todo el país respecto al impacto que el incremento en el costo de los combustibles tendrá en los precios de los productos básicos, existe la dependencia.

“Algunas organizaciones han especulado que el aumento en los precios debería ser igual a dicho incremento, en ningún caso, el impacto puede ser en la misma proporción”

El gasolinazo ya provocó la mega cuesta de enero más difícil de la última década, ya que genera alzas de precios de hasta 10% de los alimentos, bienes y servicios, así como diluye el consumo y poder adquisitivo de los mexicanos, advirtió Ada Irma Cruz, presidenta de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope Servytur).

“Tendremos la cuesta de enero más difícil de los últimos 10 años, la cual podemos calificar de mega cuesta y se prolongará hasta la primera quincena de marzo”, manifestó la representante del comercio organizado de la capital del país.

Lee más sobre el tema en: Profeco vigila aumentos abusivos en la canasta básica

Agregó que en una parte más conservadora los bienes, servicios y alimentos aumentarán su precio desde 5% hasta 10% a partir de enero, “pero todavía puede ser más por el efecto dominó del alza de las gasolinas”.

El gobierno de Enrique Peña Nieto no puede culpar a los comerciantes y empresarios del alza generalizada de precios en México, ya que se terminó esa práctica en las administraciones de José López Portillo y Luis Echeverría.

“No se nos puede culpar a nosotros de que provoquemos un alza de precios en México, porque lo viví con José López Portillo y Luis Echeverría y creí que ya se había terminado esa falacia”, manifestó Enrique Solana Sentíes, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco).

Sancionar a las compañías, productores y fabricantes, como lo sugirió la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y otras autoridades federales, es una “medida populista y rebasada a través del tiempo”, recordó durante una conferencia de prensa el representante de los pequeños comerciantes.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) sancionará cualquier aumento arbitrario en los precios de los productos básicos e intensificará su monitoreo y verificación en los principales establecimientos comerciales del país.

“El Gobierno Federal está listo para utilizar todos los instrumentos con los que cuenta para contener aumentos injustificados a los precios de este tipo de bienes”, concluye la Secretaria de Economía.

 

Siguientes artículos

La crisis ya está aquí
Por

Estamos pues ante una crisis que apenas empieza con saqueos y disturbios. Urge dar un golpe de timón ante los retos hist...