Por Iván Pérez

El gobierno de Adolfo Ruiz Cortines hizo una petición un tanto extraña a Telesistema Mexicano: transmitir los partidos de la Selección Nacional de Futbol. Era 1956 y, en aquel momento, el futbol no tenía la etiqueta de deporte de masas que tiene hoy, y ni siquiera igualaba en impacto al beisbol.

Pero, en aquel año, se desarrollaba en el estadio de Ciudad Universitaria el segundo Campeonato Panamericano de Futbol y los partidos de México habían sido un caos, con sobrecupos y autoridades rebasadas, así que… por qué no pedir ayuda a la recién creada cadena de televisión.

Este episodio puede parecer inconcebible hoy, cuando se pueden ver en HD más de 3,000 partidos al año: de las ligas mexicana, holandesa, inglesa, española, francesa, argentina, italiana, alemana… pero antes era otra cosa. Convencer a la empresa de Emilio Azcárraga Vidaurreta de transmitir a la Selección Nacional hace 61 años no fue sencillo.

PUBLICIDAD

Pero los tiempos cambiaron. Telesistema Mexicano se convirtió en Televisa y el heredero de Azcárraga Vidaurreta, Emilio Azcárraga Milmo “El tigre”, se volvió el impulsor del futbol como espectáculo y como industria. El beisbol dejó de ser el deporte más popular.

Seis décadas después, el futbol es un imperio que genera 90,000 millones de pesos (mdp) anuales, de acuerdo con cifras de IQ Finanzas, y las televisoras son las más beneficiadas en esta industria. El futbol mexicano no sería lo que es sin Televisa, para bien o para mal; por eso, siempre ha sido la encargada de transmitir los partidos de la Selección Mexicana, excepto en un breve lapso en 1992.

La televisora siente que el equipo nacional es un producto de su propiedad, como quedó demostrado hace unas semanas, cuando se anunció que, una vez más, sería, junto con TV Azteca, la poseedora de los derechos de transmisión del Tri entre 2018 y 2026. Ello significa para la Federación Mexicana de Futbol (FMF) y los 18 clubes de la Liga MX dejar de ingresar de 70 a 120 millones de dólares (mdd), según cálculos de Nielsen, Sport Business, TV Sports Market y Mx Sports: aceptaron firmar un sólo contrato de exclusividad con estas dos televisoras, en lugar de dos contratos: uno para el mercado nacional y otro para Estados Unidos.

 

El producto Tri

Según un estudio de Nielsen y datos de TV Sports Market, la FMF podría cobrar por los derechos de transmisión del Tri hasta 100 mdd anuales, en virtud del interés de más de 130 millones de aficionados en México y Estados Unidos. Nada mal, para un producto que, como negocio, no existía hace seis décadas.

“Como espectáculo, el futbol genera gran interés. Por ello, para las televisoras, estas transmisiones representan un recurso valioso para incrementar la audiencia y aumentar sus ingresos por la venta de tiempo aire para fines publicitarios”, señala María Elena Estavillo, comisionada del IFT, en su estudio “Futbol y competencia en los medios de comunicación”. Para las operadoras de televisión restringida, además, “puede significar la captación de subscriptores adicionales y la retención de los existentes”, agrega.

De acuerdo con datos obtenidos por Forbes México, Televisa y TV Azteca pagarán a la FMF por el citado contrato de transmisión, de ocho años, 280 mdd (aunque la oferta inicial era de 200 mdd), incluidos estímulos, ingresos por publicidad y premios deportivos. Eso significa que el organismo recibirá 35 mdd anuales, muy lejos de los 100 que, según estimaciones, podría cobrar.

 

¿Cómo se puede valuar y calificar el acuerdo?

“Una de las principales funciones de la FMF es maximizar sus utilidades, y una de las formas de hacerlo es con la venta de derechos. Bajo esa perspectiva, es absurdo lo que pasó en el proceso de renovación [del contrato de transmisión]. Habiendo una mejor oferta, decidieron no tomarla”, indica Francisco San José, catedrático de marketing deportivo en la Universidad Anáhuac y especialista en negocios deportivos.

La oferta descartada por la FMF era de NBC Telemundo/América Móvil, quienes ponían sobre la mesa 260 mdd por los derechos para transmitir en medios digitales en México y el resto del mundo, y en todas las plataformas en Estados Unidos. De haberse decantado por esta opción, la FMF habría podido negociar, adicionalmente, los derechos de televisión abierta y restringida en México y otros países, excepto Estados Unidos, con lo que sus ingresos habrían podido alcanzar entre 350 y 400 mdd por los ocho años.

Te puede interesar: Slim y aliados de Televisa quieren los derechos de la Selección Mexicana

Estimaciones indican que las transmisiones de los partidos del Tri podrían dejar 100 mdd anuales, en lugar de 35 mdd.. Foto: Avalon_Studio/Getty Images.

Según estos cálculos, la FMF perdió la oportunidad de ingresar entre 70 y 120 mdd, de acuerdo con consultoras internacionales y, aun así, en caso de haber alcanzado dos acuerdos, hubiese obtenido menos de los 100 mdd a los que, dice Nielsen, podría aspirar.

 

¿Por qué FMF y los clubes aceptaron menos?

Según Alejandro Irarragorri, dueño del Club Santos, no fue posible romper con una cláusula que detallaba que, después del contrato 2014-2018, vendría una “renovación automática” con Televisa y TV Azteca. La FMF tuvo el documento por ocho años y, en todo ese tiempo, los directivos “nunca supieron” de esa cláusula, sino hasta finales del año pasado, aseguran, y la vieron hasta una noche antes del anuncio de la renovación, cuando recibieron copia del contrato.

 

¿Es creíble esta versión, tratándose de los encargados de la negociación?

Alejandro Rojas, abogado corporativo y coautor del libro El patrocinio deportivo, responde: “Sin que me conste que eso sucedió, es difícil que haya pasado. Una evaluación de un contrato requiere tiempo. Los interesados debieron hacerse del contrato como miembros de una comisión dentro de la propia FMF, máxime cuando hablamos de un documento que existía de hace, cuando menos, ocho años”.

 

¿Se podía romper el contrato con Televisa y TV azteca para negociar sin la cláusula de “renovación automática”?

“Una cláusula de renovación automática es una especie de blindaje para conservar la posibilidad de continuar con un buen negocio; es común su inserción y, si hay mucho de dinero de por medio, también puede ser costoso anularla. Hubo un periodo de ocho años para hacer cualquier modificación al documento y no es dable pensar que se conoció de último momento”, afirma Rojas.

****

¿Qué poder tienen Televisa y TV Azteca para retener los derechos de transmisión del Tri? ¿Por qué, al momento de votar, los dueños de los equipos no optaron por dividir el contrato, lo que les hubiera dado más dinero? ¿Por qué Televisa peleó como nunca y los clubes y la FMF no lo hicieron, si se les iba buen dinero en ello?

Alfonso Esparza, rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), expone y analiza la situación: “Di un voto en contra [de renovar el contrato con Televisa-TV Azteca] porque consideré que no existían todos los elementos para tomar una decisión razonada. Lo que sucedió es que no hubo acceso al contrato hasta un día antes”. La votación que decidió la renovación arrojó los siguientes números: 12 votaron a favor de continuar con Televisa-TV Azteca y cuatro en contra (Lobos BUAP, Tigres, Pachuca-León, que se contó como uno, por ser del mismo dueño, y Monterrey).

Televisa y TV Azteca usaron seis cartas de negociación, de acuerdo con un sondeo realizado por esta publicación entre seis directivos del futbol mexicano, quienes solicitaron omitir su nombre. La media docena de argumentos es ésta:

  1. La famosa cláusula “renovación automática”.
  2. Entre televisa y TV Azteca tienen los derechos de transmisión de 15 de los 18 equipos de la Liga MX en nuestro país.
  3. Univisión (socio de Televisa) tiene los derechos de televisión en Estados Unidos de los 18 clubes mexicanos.
  4. Está en puerta la renovación de derechos de transmisión de más de la mitad de los clubes de la Liga Mexicana.
  5. Los clubes que juegan en la Liga de ascenso no tienen voz ni voto.
  6. Decio de María Serrano, presidente de la FMF, “es hombre de Televisa”.

Televisa manda. Y, para Televisa, el futbol “es de las últimas tablas de salvación que puede tener. Los millennials le dedican ya poco tiempo a ver televisión abierta, la cual ha perdido credibilidad, y apela a los partidos en vivo como la única forma de mantenerse”, dice San José, de la Universidad Anáhuac.

El futbol es el negocio deportivo más importante. Por ello, pese a los malos momentos de Televisa, la inversión en este deporte no cesa. Por ejemplo: renegoció la posibilidad de incluir a Chivas otra vez; llevó al extremo a Lobos para que firmara hasta 2022 y, a través de Univisión, tiene a casi todos los clubes de la Liga MX. Así, pues, Televisa no estaba dispuesta a perder el activo más valioso del futbol mexicano: la Selección Nacional.

En números, el Tri significa mucho para las televisoras. De acuerdo con documentos del área comercial de Televisa. Por 20 segundos de un spot publicitario, se cobra casi medio millón de pesos, en promedio. Un partido de futbol, por tanto, le deja a la compañía casi 35 mdp.

Ni los malos números que registró Televisa en el segundo trimestre de 2017, cuando tuvo disminución de ingresos, detuvieron la inversión por hacerse del contrato de la Selección Mexicana. El futbol es prioridad.

Te puede interesar: Así es como Fox Sports venció el bloqueo de Televisa y TV Azteca

En la FMF, las resoluciones se toman en la llamada Asamblea de Dueños (18 equipos de la Liga MX), donde se determina el camino a seguir a nivel deportivo, administrativo y económico del futbol mexicano. Una de estas decisiones fue la renovación del contrato con Televisa y TV Azteca. Foto: Hector Vivas/Getty Images)

“No olvidemos que, en México, el futbol se convirtió en un negocio gracias a la visión de Azcárraga Milmo, quien apostó por este deporte hasta convertirlo en algo muy grande. En este contexto, resulta difícil desprenderse del mismo y, por supuesto, se convierte en parte toral de la estrategia general”, señala Alejandro Rojas, abogado corporativo.

La disputa por los derechos de transmisión se volvió. en los siguientes días a la renovación del contrato, en una guerra de declaraciones, pero no de una manera formal o con comunicados oficiales, sino a través de comentaristas afines a una y otra posición en los medios.

Al solicitar información sobre el tema, las televisoras (ESPN, Fox Sports, Televisa, Claro Sports y TV Azteca) declinaron hacer comentarios.

 

¿A qué se debe el silencio institucional de las televisoras?

San José comenta que una de las razones fundamentales para no hacer ruido y únicamente darse golpes bajos con comentarios o filtraciones es que, al final, todos son socios en un mismo negocio. Sólo hay que ver las transmisiones de los juegos de la Copa MX y los “shows” que arman los distintos canales cada vez que juega la Selección, tengan o no los derechos de transmisión.

Los damnificados son los clubes. Hagamos cuentas: de los 280 mdd que ingresará la FMF en ocho años, 196 mdd van para la Federación y 84 mdd para los clubes (una relación porcentual 70-30). Con la visión más realista (un contrato de derechos de 400 mdd) a la Femexfut le hubieran tocado 280 mdd y 120 mdd a los equipos. Ahora los clubes se tienen que conformar con menos.

El dinero, de acuerdo con fuentes de la FMF, va directamente a los proyectos de fuerzas básicas (aunque no hay una fiscalización de cómo se usan los recursos) y, en algunos casos, a mejorar infraestructura. Con dos contratos de derechos (uno para México y otro para Estados Unidos) cada equipo aspiraba, al menos, a casi 7 mdd, y con la renovación que se firmó serán solo 4.6 mdd.

“Es lo que no entiendo: ¿por qué los equipos no quisieron negociar o, al menos, escuchar la otra oferta? Incluso sé que algunos integrantes del Comité de Comercialización [que negociaron directamente] los amenazaron”, dijo Jesús Martínez, dueño de Grupo Pachuca, en declaraciones a ESPN.

****

La FMF. Primero, es una Asociación Civil que no tiene la obligación de hacer transparentes sus cuentas. Es un asunto de privados que arreglan sus negocios como mejor les convenga, aunque hagan negocios lucrativos con uno de los símbolos que más identifican a los mexicanos: la Selección de Futbol.

 

¿De dónde obtiene dinero la FMF?

  • Ingresos de patrocinios (en México y en Estados Unidos).
  • Porcentaje de la venta de playeras que fabrica y rotula Adidas.
  • Taquillas de los estadios.
  • Los estímulos que recibe de FIFA.
  • Derechos de transmisión.

Según información obtenida por Forbes México, el presupuesto de la FMF se divide, en términos generales, de la siguiente manera: 70% para las selecciones nacionales (a todos los niveles) y el 30% para los clubes. Las principales decisiones se toman en la llamada Asamblea de Dueños (18 equipos de la Liga MX) donde se determinan el camino a seguir a nivel deportivo, administrativo y económico del futbol mexicano. Una de estas decisiones fue la renovación del contrato con Televisa y TV Azteca.

****

Dos noticias: la buena es que el contrato de televisión de la Selección Mexicana ingresó tres veces más que en el ciclo pasado. La mala, que se perdió la posibilidad de ganar casi cinco veces más.

Te puede interesar: Los 50 equipos de futbol más valiosos de América

Decio de María, presidente de la FMF, y Alejandro Irarragorri, dueño del Club Santos.Foto¨Juan Villa/Jam Media/LatinContent/Getty Images)

Cifras en discordia

35 mdd, los ingresos que obtendrá la FMF con la renovación de contrato de transmisión con Televisa-TV Azteca.

De 70 a 120 mdd: el dinero que la FMF dejó ir por no aceptar la otra oferta sobre la mesa, de NBC Telemundo/ América Móvil.

70% del presupuesto de la FMF se entrega a las selecciones nacionales (a todas las categorías).

100 mdd, los ingresos anuales que la FMF podría obtener por derechos de transmisión en todas las plataformas en México y estados unidos, según Nielsen y datos de TV Sports Market.

30% del presupuesto de la FMF se entrega a los 18 clubes de la Primera División.

 

Siguientes artículos

referendum-cataluña
España acusa a Rusia y Venezuela de hacer campaña pro Cataluña
Por

El Gobierno español cree que grupos con sede en Rusia y Venezuela usaron redes sociales de forma sistemática para promov...