El próximo miércoles 19 febrero los transportistas concesionados de Ciudad de México realizarán una megamarcha desde cuatro puntos de la capital con dirección a la plancha del zócalo con la intención de aumentar dos pesos el pasaje mínimo.

El subsidio que les otorga a los transportistas gobierno de la CDMX no es suficiente para cubrir los gastos de renovación mensual; no cuentan con la atención médica gubernamental, y  de los bonos de chatarrización carecen de certeza, demandó Nicolás Vázquez Figueroa, representante del grupo.

“(Los funcionarios) nos han dicho que tiene formas de incrementar nuestros ingresos sin aumentar la tarifa. Bienvenida la que nos viene haciendo desde septiembre pero que no aterricen porque no hay. De tal manera que nuestra demanda es de dos pesos o su equivalente en el subsidio o nuestro no miento seguirá”, detalló en comunicado de prensa.

Tras un un fallo en diálogo con las autoridades y una disculpa a la ciudadanía por los inconvenientes, el gremio transportistas planea salir del metro La Raza en Insurgentes norte; metro General Anaya en sur; metro Puebla en el oriente y del panteón Dolores con dirección a la plancha mayor, refirió.

Lee también: Por qué el taxista te niega el servicio y dice ‘No voy para allá’

Los transportas no han renovado su parque vehicular por completo por la falta de ajuste en la tarifa, además que tal incremento de dos pesos sería para subsistir y seguir prestando el servicio como lo han hecho durante los últimos 40 años, añadió.

Dentro de las propuestas de las autoridades capitalinas está entregarles un subsidio 1,500 pesos al mes, aunque los transportistas refutaron que les sería poco útil para pagar las mensualidades de los carros por comprar: “eso ni para llenar un tanque de diesel o gasolina nos alcanza”, expresó Vázquez Figueroa.

La segunda propuesta es la de entregar una prórroga por un año a quienes no la tengan, lo cual contraviene a la Constitución local en el Artículo 16, donde refiere que “las concesiones otorgadas con anterioridad a la entrada en vigor de esta Constitución, continuarán vigentes y sus titulares tienen derecho a la renovación en los términos en que fueron otorgadas”, de acuerdo con el gremio.

Te puede interesar: A petición de taxistas, Guardia Nacional evitará entrada de Uber y apps a aeropuertos

El gobierno de la ciudad también les propuso adherirlos al Instituto Mexicano del Seguro Social, sin embargo los transportistas rechazaron la propuesta ya que según ellos el sistema de seguridad social que prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador les beneficiaría aún sin que estuvieran laborando detrás del volante.

La cuarta opción señala sobre un enganche para adquirir una unidad de manera general, sin embargo sin el incremento de la tarifa los trabajadores expresaron su inconformidad por las mensualidades del crédito, los cuales calificaron como impagables, de acuerdo al documento que develaron.

 

Siguientes artículos

Inflación interanual de México se habría acelerado nuevamente en julio
Por

Presionada principalmente por incrementos en los precios de la gasolina y algunos productos alimenticios.