Tras un mes de retraso y la suspensión de sus bonos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) reportó una pérdida por 13,940 millones de pesos (mdp) en el primer trimestre de 2019.

En el mismo periodo del año anterior, la empresa productiva del estado reportó una ganancia de 540 millones de pesos.

Entre enero y marzo, los ingresos de la compañía que dirige Manuel Bartlett repuntaron 28% a 119,458 millones de pesos, impulsados principalmente por más ventas de energía, combustibles, transporte y en menor medida, subsidios del gobierno.

Su flujo de efectivo, (EBITDA, por sus siglas en inglés) fue de 55,792 mdp.

Ante el incumplimento de sus resultados el pasado 29 de mayo, debido al supuesto impacto de una nueva norma financiera (NIIF16), la institución bursátil suspendió la cotización de sus valores listados. La CFE explicó que tuvo un problema con el software de la BMV, pero ésta dijo que el sistema Emisnet funcionaba “perfectamente”.

Aquí la historia: CFE incumplió (otra vez) con entrega de resultados trimestrales

Luego de que la compañía mexicana presentara sus resultados trimestrales, la Bolsa mexicana levantó las suspensión a sus bonos.

 

 

Siguientes artículos

Las ganancias de CFE se desplomaron 55% durante 2018
Por

La compañía atribuyó este resultado a un incremento anual de 187.8% del costo financiero de su deuda.