Reuters.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvo la presión sobre sus socios comerciales el sábado al amenazar a fabricantes de automóviles europeos con un impuesto sobre sus importaciones si la Unión Europea toma represalias contra su plan de establecer aranceles al aluminio y al acero.

El “tuit” de Trump mostró que se niega a ceder a los intereses empresariales de su país y de socios comerciales extranjeros, alarmados ante la posibilidad de una guerra comercial que remeció a los mercados financieros esta semana.

“Si la Unión Europea quiere aumentar aún más sus ya enormes aranceles y barreras a empresas estadounidenses que hacen negocios allí, simplemente aplicaremos un impuesto a sus autos que entran libremente a Estados Unidos”, escribió Trump en Twitter.

“Ellos hacen imposible que nuestros autos (y más) se vendan allí. ¡Gran desequilibrio comercial!”, agregó.

PUBLICIDAD

La amenaza de Trump tiene lugar en medio de una creciente tensión transatlántica por el comercio. El jueves, Trump dijo que Estados Unidos aplicará aranceles de 25% al acero importado y de 10% a productos de aluminio para proteger a productores locales.

Al día siguiente, el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo a la televisión de Alemania que “impondremos aranceles a (motocicletas) Harley-Davidson, al whisky y a los blue jeans – Levis”.

Canadá también afirmó que tomará represalias por cualquier arancel al acero y al aluminio.

En enero de 2017, Trump advirtió a automotrices alemanas que impondría un impuesto fronterizo de 35% a vehículos importados al mercado estadounidense.

 

Siguientes artículos

Negociadores del TLCAN tienen consigna de ignorar ruido de Trump
Por

Varios funcionarios expresaron en privado su frustración por sus últimas andanadas durante la séptima ronda de conversac...