El blog de Guillermo Barba, presenta la siguiente entrevista exclusiva con el gurú de la plata, David Morgan, uno de los expertos mundiales más reconocidos en el mundo de los metales preciosos.

Guillermo Barba (GB) Gracias, David, por aceptar esta entrevista aquí, en Acapulco. Bienvenido. Dave, mi primera pregunta es, ¿terminó el mercado alcista en los metales preciosos en 2011 -cuando el oro llegó a un nuevo máximo histórico, y la plata a uno de más de 30 años-? ¿O qué pasó?

David Morgan (DM): Antes del pico tuvimos un gran rompimiento desde una formación de canal largo alrededor de 19 dólares (USD). De hecho, ¡operé esto casi a la perfección! Hice un video dirigido a los miembros de nuestro portal, para que entraran al mercado una vez que sucedió el rompimiento por arriba de los 19 USD. Por lo tanto, en esa escapada estuvimos largos (alcistas), apalancados o no. Yo estaba apalancado.

El mercado de la plata subió a cerca de 26 y comenzó a detenerse. Por lo tanto, decidí tomar ganancias a ese nivel porque estaba oscilando alrededor de ese rango. Justo después de haber tomado esa ganancia, la Reserva Federal anunció el QE2 (segunda ronda de flexibilización cuantitativa) y todos los que realmente saben lo que significan los mercados de la plata ¡saltaron a ella!

Voy a dar crédito a quien se debe, y eso va para el profesor Roy Jastram autor de Silver: The Restless Metal. Después de escribir The Golden Constant (libro dedicado a analizar cómo el poder de compra del oro ha permanecido constante a través de los siglos), la siguiente pregunta fue: ¿cómo reacciona la plata en tiempos de inflación, de deflación, en guerra de divisas? ¿Qué hace? Así que escribió Silver: The Restless Metal y determinó que la plata es por mucho el mejor activo durante inflación.

Así que una vez que se anunció el QE2, todos los que sabían lo que eso significaba dijeron: ‘¡Estoy entrando al mercado de la plata, porque viene la inflación!’ Tras el anuncio del QE2, volvimos a la plata a los 26 dólares, el mismo nivel al que habíamos salido de nuestra posición.

Una vez que el anuncio se hizo, la plata siguió subiendo y subiendo y subiendo, y luego me dio un poco de… yo no diría que miedo, pero sí preocupación, de que mucha gente, demasiada gente estaba entrando por arriba de los 30 USD. Muchos pensaron que la plata llegaría hasta los 100 USD.

Yo advertía a la gente en mis entrevistas públicas que una vez que la plata llegara al rango de los 30 a 35 USD: “Si tienes que comprar plata, por favor, sólo compra parte de lo que quieres tener, no compres toda la posición. Este es territorio peligroso.” Finalizamos nuestra operación muy cerca del máximo y esta información la presentamos a nuestros miembros del sitio.

Publicidad

Había varias cosas que me decían que era el máximo. Primero, el sentimiento se había vuelto extremadamente alcista, no había nadie que no estuviera alcista en la plata.

En segundo lugar, la cantidad de suscripciones que estábamos recibiendo era muy alta. Así que sabía que esa cantidad de entradas al negocio que estaba recibiendo era excesiva. Las cosas sólo pueden ir hacia arriba durante cierto tiempo. Basado en ello, mi experiencia y conocimiento, vi que posiblemente era un máximo, a pesar de que era un máximo nominal de 50 USD. 50 dólares en 2011 eran mucho menos valiosos que 50 dólares en 1980, pero esa no es la forma en la que los analistas lo ven. Así que ‘canté’ el máximo alrededor de 48 USD.

Puede que haya tenido suerte al cantar el máximo, el tiempo lo dirá. David Smith y yo escribimos ya un tercer libro titulado Second Chance: How to Make and Keep Big Money From the Coming Gold and Silver Shock-Wave, que habla de cómo obtener ganancias, no volverse demasiado codicioso, y advertencias acerca de que es una actitud amateur el tratar de ‘cantar’ el máximo exacto.

(GB) David, en lo que va del año, la plata ha subido desde 16 a más de 18 dólares, pero el año pasado, también hubo un fuerte rally (alza) que finalmente terminó en caída. ¿Cuál es tu predicción para 2017?

DM: Estoy esperando un movimiento del 30% (salvo que ocurra un evento de cisne negro), a no ser que ocurra algo realmente malo en las condiciones económicas como una aceleración de la guerra en el Medio Oriente o algo impensable con China; o tal vez algo en los mercados financieros, si hay un incumplimiento en las entregas (de plata en el mercado de futuros). Sin embargo, salvo eso, tuvimos un alza de casi 40% el año pasado, así que para 2017 esperamos otro movimiento del 40% para llevarnos tal vez a 20 o 22 USD. No creo que lleguemos mucho más allá de los 20s en dólares este año. A menos que algo realmente grande suceda y, obviamente, así el mercado podría despegar rápidamente.

(GB). En general, ¿crees tú que Donald Trump va a ser bueno o malo para los metales preciosos?

DM: Esencialmente, bueno. Él va a llevar a poner en práctica varias políticas inflacionarias. Y de nuevo, la plata es el activo más relacionado con la inflación. Ésta va a llegar sigilosamente y cuando comience, la gente creerá que la inflación es buena -¡no lo es!-. La gente se sentirá mejor, más dinero estará fluyendo, y todos van a comenzar a pensar: ¡Estados Unidos es grande otra vez! Bueno, no todo mundo.

En algún momento comenzará a captarse que todo cuesta más en los restaurantes, en las tiendas, que la gasolina está de vuelta por arriba de 3.50 USD el galón, que mis costos del seguro están subiendo, y una vez que todo empiece a ser evidente para ellos, se sabrá que tal vez la inflación no era algo tan bueno. Y luego la gente preguntará ¿qué puedo hacer? Y entonces verás un gran movimiento en los metales preciosos. Eso podría suceder en los próximos seis meses, pero lo dudo, creo que tomará un año o un año y medio, por lo que 2018 va a ser el año en el que enciendan el precio de la plata.

(GB). Trump ha prometido varias políticas como un impuesto fronterizo, reducciones de impuestos, desregulaciones, etc. que podrían terminar fortaleciendo al USD. Algunos analistas pensamos que una nueva burbuja del mercado de valores se está inflando y que cuando estalle, el dólar podría inflarse aún más porque la mayoría de la gente aún percibe al dólar como un refugio seguro. ¿No es la posibilidad de un dólar más fuerte un nuevo riesgo para la plata y el oro?

 DM: Sí. Creo que tienes un argumento fuerte. Voy a ponerme de tu lado con él, yo no discutiría en contra. Lo que diría es que no hay una correlación directa entre el dólar y el precio del oro y la plata el 100% del tiempo. Cuando tenemos momentos de estrés financiero extremo, el dinero busca seguridad y estabilidad y no hay nada más estable que el oro. No cambia, lo que cambia es el precio y la percepción de lo que significa, y creo que en el escenario que describiste, verás a la gente moverse hacia el oro, incluso con un precio más alto en dólares. Una vez que empieza ese impulso, es la velocidad del dinero –y la percepción de lo que esté sucediendo en ese momento- lo que impulsará el precio del oro.

(GB) En tu opinión, ¿cuál sería un nivel de oportunidad de compra para la plata?

 DM: Permítanme responder de dos maneras. Una: si no la posee, tiene que. Es indispensable. Por lo tanto, si no la tiene, debe comprar más o menos la mitad de la posición que necesita. Yo diría que cualquier nivel abajo de 20 dólares es una buena compra a largo plazo -si usted es un inversionista, no un especulador-. Si por otro lado la plata cayera por debajo de 15 USD, entonces yo completaría mis compras. Si en cambio la plata se mueve por encima de 20 USD entonces usted tendría que comprar a un precio más alto. El mejor método es el promedio de costo en dólares, que está disponible para consulta en forma gratuita (en inglés). Sólo busquen en Google “Ten Rules of Silver Investing by David Morgan” y pueden estudiar la guía.

Hasta aquí la primera parte de esta entrevista. No se pierda la segunda en nuestra siguiente entrega.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @memobarba

Facebook: Inteligencia Financiera Global

Página web: GuillermoBarba.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Nuevos retos de las franquicias mexicanas
Por

Mejores fuentes de financiamiento, profesionalización, generar mayor apertura en puntos de venta y mantener tasas de cre...