Por Clare O’Connor

Cuando el candidato presidencial republicano Donald Trump anunció su equipo de 13 asesores a principios de agosto, que incluyó a seis hombres llamados Steve, pero a ninguna mujer.

Pero hoy, Trump dio un paso para diversificar su lista de asesores económicos sumando a ocho mujeres y un hombre a su equipo. De estas nuevas incorporaciones, una es más rica que el propio candidato, según los cálculos de Forbes: Diane Hendricks, la mujer más rica hecha a sí misma de Estados Unidos y una republicana veterana.

Hendricks cofundó ABC Supply con su marido, Kenneth, en 1982. La empresa, que vende suministros para techos, creció rápidamente, alimentada por una serie de adquisiciones. Cuando Ken murió en 2007, Diane siguió adelante y rechazó las ofertas de compras antes de absorber a su rival Bradco Supply, en 2010.

PUBLICIDAD

Lee también: 7 lecciones de negocios de la emprendedora más rica de EU

Las ventas se han más que duplicado en la última década a casi 6,000 millones de dólares (mdd) en 2015; la fortuna de Hendricks es de unos 4,900 mdd según el corte de caja hecho por Forbes para su lista de millonarias emprendedoras 2016. Ella ocupó el primer lugar, por delante de Oprah Winfrey, quien ocupa el segundo lugar, con una fortuna de 3,100 millones.

Hendricks fue parte de una portada histórica de Forbes, conformada sólo por mujeres en junio, junto a magnates como Meg Whitman, la multimillonaria de la tecnología (y e republicana de toda la vida), que ya ha anunciado que apoyará a Hillary Clinton en su búsqueda de la presidencia.

A sus 69 años, Hendricks, hija de dos productores de leche, y quien vive en Afton, Wisconsin, maneja a la oficina todos los días. Ella es un partidaria de causas como dar educación técnica para los estudiantes en la secundaria y la preparatoria.

Antes de subirse al tren de Trump, Hendricks era una partidaria fervorosa y generosa del gobernador de Wisconsin Walker Scott. Ella dio 5 mdd al comité de campaña que apoyaba su candidatura presidencial. Ambos  compartieron una postura anti sindical.

Trump ha cortejado a los trabajadores sindicalizados, diciendo al público congregado en el ayuntamiento de Nueva Hampshire, en febrero: “Mi apoyo es realmente para esos trabajadores, esas personas: los policías, los bomberos, los trabajadores de la construcción, los albañiles, los tablaroqueros, los electricistas, los plomeros. Ahí es donde está mi apoyo, todas las encuestas lo demuestran.”

Lee también: 9 multimillonarias que rompen el molde de los negocios

Su rival, Clinton aseguró tener el respaldo sindicalizado más grande del país, los 12.5 millones de miembros de la AFL-CIO, en junio.

Entre los compañeros de Hendricks en el equipo de asesores económicos de Trump están Darlene Jordan, Betsy McCaughey, Brooke Rollins, Carla Arenas, Anthony Scaramucci, Judy Shelton, Liz Uihlein, y Kathleen Hartnett White.

 

Siguientes artículos

¿Puede un viejo rival vencer a Uber?
Por

A pesar de ser la que ha impulsado la mayoría de las innovaciones en el espacio de los viajes compartidos, Lyft aún es u...