El presidente estadounidense, Donald Trump, se anotó una victoria personal en la cumbre de la OTAN este jueves, diciendo que los aliados aumentaron fuertemente sus compromisos de gasto en defensa, tras provocar una sesión crítica con una diatriba contra los líderes europeos.

“Tenemos una OTAN muy poderosa, muy fuerte, mucho más fuerte de lo que era hace dos días”, dijo Trump.

Los otros 28 aliados, sin incluir a Estados Unidos, acordaron aumentar sus gastos de defensa más rápido para cumplir con el objetivo de la OTAN del 2% de su ingreso nacional en unos pocos años.

El compromiso actual es llegar a este porcentaje para 2024, pero con condiciones que permitirían a algunos extenderlo hasta el 2030.

PUBLICIDAD

Citando al secretario general de la alianza, Jens Stoltenberg, agregó: “El secretario Stoltenberg nos da, es decir, a mí, en este caso, todo el crédito. Porque dije que era injusto”.

Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, y Donald Trump en su encuentro en Bruselas. Foto: Cortesía OTAN.

“Les dije que sería muy infeliz si no cumplieran con sus compromisos”, dijo un exultante Trump a periodistas después del segundo día de la cumbre en Bruselas, cuando los líderes de la OTAN se reunieron con el presidente estadounidense para tratar de disipar una crisis.

“Les hice saber que era extremadamente infeliz”, dijo, pero agregó que las conversaciones habían terminado en los mejores términos: “Todo se resolvió al final. Fue un poco difícil por un rato”.

Merkel, por su parte, manifestó: “Tuvimos una cumbre muy intensa”.

Funcionarios que estuvieron en la reunión dijeron que Trump había sorprendido a muchos presentes y que rompió el protocolo diplomático al dirigirse a la canciller alemana Merkel por su nombre de pila, diciéndole: “Angela, tienes que hacer algo al respecto”.

A la mayoría de los funcionarios y a los líderes invitados de Afganistán y Georgia –que no pertenecen a la OTAN– se les pidió que salieran del encuentro.

Otras autoridades en el recinto, incluido el presidente de Lituania –cuyo país es uno de los más tensos por las ambiciones rusas– negaron que Trump hubiera amenazado con abandonar la alianza. El presidente francés, Emmanel Macron, también rechazó luego que el mandatario estadounidense hubiera sugerido que se iría de la OTAN.

Cuando se le preguntó al respecto, Trump dijo que creía que podía hacerlo sin la aprobación del Congreso estadounidense, pero que “no era necesario”.

Trump destacó que el presupuesto de la OTAN ha sido injusto para Estados Unidos, pero que ahora se había asegurado de que sería justo.

Los aliados incrementarán el gasto en 33,000 millones de dólares o más, agregó. Y manifestó también que creía que sería correcto un desembolso del 4% en defensa, similar al nivel estadounidense.

Trump había abierto el miércoles el primer día de conversaciones en Bruselas con una diatriba pública contra Alemania, el segundo estado más grande en la alianza de defensa occidental, criticando su dependencia de las importaciones de gas rusas y el incumplimiento de un mayor gasto en defensa.

Lee también: Trump tensa la OTAN y acusa a Alemania de ser ‘prisionera’ de Rusia

El clima parecía haberse calmado cuando la cumbre entró en su segundo día, centrándose en operaciones más allá de Europa. Pero, según varias fuentes, Trump reabrió en términos fuertes su demanda de que otros países gasten más en defensa de inmediato.

“Encima, Alemania ha empezado a pagar a Rusia, el país del que quiere protegerse, Billones de Dolares por sus necesidades Energéticas procedentes del nuevo gaseoducto ruso. Inaceptable! Todas las Naciones de la OTAN necesitan cumplir el compromiso del 2%, y finalmente llegar al 4%!, tuiteó este jueves.

Con información de Reuters

 

Siguientes artículos

Quebec abre sus puertas con 500 vacantes para talento extranjero
Por

Los interesados podrán postularse en línea a más tardar el 5 de agosto y las entrevistas de trabajo se llevarán a cabo p...