Como resultado del reciente decreto migratorio emitido por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Uber anunció una serie de medidas con las que apoyará y defenderá a sus socios-conductores.

“En Uber estamos comprometidos con servir a las ciudades y luchar por lo que es correcto. Mantenemos la creencia de que tener un asiento en la mesa donde se toman las decisiones y alzar la voz es la manera adecuada para lograr una diferencia en beneficio de los ciudadanos”, afirmó la empresa en un comunicado.

Por ello, continuaremos participando activamente para defender cualquier injusticia, agregó Uber.

“Es importante que, como comunidad, hagamos todo lo que está a nuestro alcance para ayudar a estos socios-conductores”, detalla el documento.

PUBLICIDAD

Te interesa leer: Uber aumenta hasta 18% sus tarifas por gasolinazo

Esto es lo que Uber va a hacer:

  • Proveer asesoría legal 24/7 a los socios-conductores que estén intentando regresar a los Estados Unidos. Nuestros abogados y expertos en inmigración estarán disponibles para ayudar las 24 horas del día, los 7 días de la semana.
  • Compensar a los socios-conductores por las ganancias perdidas. Esto los ayudará a mantener a sus familias y poner comida en la mesa mientras esté prohibido su reingreso a los Estados Unidos.
  • Exigir al gobierno restituir inmediatamente el derecho de los residentes de los Estados Unidos a viajar, sin importar su país de origen.
  • Crear un fondo de defensa legal de 3 millones de dólares (mdd) para ayudar a los socios-conductores con servicios de inmigración y traducción.
  • Si eres un socio-conductor, un familiar o amigo de alguien que haya resultado afectado, ponte en contacto a través de goo.gl/forms/AIJTivooFxuExX1p1

Este anuncio se da luego de que a través del hashtag #DeleteUber, cientos de usuarios en las redes sociales se manifestaron en contra de esta aplicación por considerar que la empresa actuó en favor de Trump durante una huelga de taxistas en Nueva York.

La alianza de taxistas de Nueva York decidió mostrar, con una “huelga” simbólica, su solidaridad con los inmigrantes inmigrantes después que que el presidente estadounidense impuso un veto “temporal” a personas de siete países de mayoría musulmana.

Ante esta situación, el Aeropuerto Internacional John F. Kennedy, se quedó sin taxistas para transportar a los recién llegados, por lo que la empresa Uber fue la opción más inmediata.

 

Siguientes artículos

Millonario brasileño Eike Batista se entrega a la justicia
Por

“Me estoy entregando” dijo el empresario que fue considerado el séptimo hombre más rico del mundo por Forbes en 2012....