En medio de una serie de conflictos laborales en el país, Napoleón Gómez Urrutia, el líder sindical minero que permaneció 12 años fuera de México tras ser acusado del desvío de 55 millones de dólares de un fondo para los trabajadores del sector.

Ahora como senador, está de regreso en la escena política con la intención de encabezar reformas laborales con un enfoque especial para que los empresarios del país “se vuelvan más responsables” y apoyar la democratización sindical.

 

Siguientes artículos

Morena formaliza propuesta de reducir financiamiento a partidos
Por

Tatiana Clouthier, vicecoordinadora de los diputados de Morena, afirmó que la iniciativa es una demanda añeja de la soci...