La automotriz Volkswagen se vio obligada a parar de forma temporal la actividad de seis plantas en Alemania, debido a un problema con los proveedores; una medida que obligará a detener la fabricación del modelo Golf y afectará a cerca de 27,700 trabajadores.

En un comunicado, Volkswagen dijo que la detención en la entrega de piezas y componentes por parte de la industria auxiliar motivará paros de algunos días en las fábricas alemanas de Emden, Wolfsburg, Zwickau, Kassel, Salzgitter y Braunschweig.

Asimismo, parará la producción del Golf en su planta de Wolfsburg desde hoy y al menos toda una semana, derivado de los problemas con dos de sus proveedores: ES Automobilguss y Car Trim, ambos del grupo Prevent, que lo dejarán sin materiales suficientes para continuar con la producción de dicho modelo.

PUBLICIDAD

También puedes leer: Corea multa a Volkswagen en nuevo capítulo del ‘dieselgate’

La empresa dijo que continúa con sus esfuerzos para alcanzar un acuerdo con los proveedores y señaló que, dado que no se prevén avances, se están realizando ajustes en relación con medidas de flexibilización del trabajo a corto plazo.

Wolfsburgo, la planta más grande en Alemania de Volkswagentanto por producción como por extensión, fabricó el pasado año 815,000  coches y, un poco más de la mitad, fueron del exitoso modelo Golf.

Hace menos de un mes, el gobierno de Corea del Sur prohibió a la automotriz Audi Volkswagen Korea la venta de 80 de sus modelos, revocó la certificación a 83,000 unidades e impuso multas por 16 millones de dólares.

Estas multas se debieron por que la automotriz obtuvo certificados para la venta de vehículos falseando reportes sobre las pruebas de emisiones de gases, afirmó Hong Dong-kon, del Ministerio de Medio Ambiente.

 

Siguientes artículos

dolar-peso
Actividad económica creció 0.6% durante junio de 2016
Por

En términos anuales, el IGAE tuvo un incremento real de 2.2% en el mes de referencia con relación a igual mes de 2015.