Bjoern Gulden, presidente ejecutivo dijo que para el tercer trimestre de 2014, se lanzará una campaña con productos que ayudarán a mejorar el rendimiento deportivo; la firma busca dejar atrás dos décadas donde se ha centrado más en la moda que en el deporte.

 

Reuters

HERZOGENAURACH, Alemania – Puma volverá a sus raíces deportivas en un intento por recuperar la senda del crecimiento, dijo su presidente ejecutivo, después de que amortizaciones forzaron a la firma alemana a recortar su pronóstico de ganancia para el 2013.

PUBLICIDAD

Puma, controlada en un 84% por el grupo francés de bienes de lujo Kering, dijo que lanzará una campaña en el tercer trimestre del 2014 bajo el eslogan “Forever Faster” (“Siempre más rápido”), en que reflejará el deseo de ser más veloz con innovadores productos para mejorar el rendimiento deportivo.

En las últimas dos décadas, Puma se ha concentrado en la moda más que en el deporte.

Sin embargo, tras una caída del 70% en sus ganancias durante el año pasado, la compañía quiere volver a sus raíces en el fútbol y el atletismo, con la esperanza de que los productos deportivos generen mayor estabilidad a su negocio.

El noruego Bjoern Gulden dijo en sus primeros comentarios públicos desde que asumió como jefe de Puma que no niega que la empresa está en una posición difícil y que la marca no es muy deseada en este momento, pero subrayó la importancia de que la firma retorne a sus raíces.

“Tenemos que ser una marca deportiva, pero eso también tiene una conexión clara con el estilo de vida”, comentó Gulden en un evento en la sede del grupo.

“Puma tiene una gran historia, logos fantásticos, grandes activos y gente talentosa”, agregó.

Gulden, un ex futbolista profesional que trabajó para Adidas en la década de 1990, dijo que enmendar el rumbo de la empresa tomará algo de tiempo.

Como primera medida, Gulden reveló que Puma cerrará un centro de desarrollo en Vietnam y que trasladará a parte del personal de productos desde Londres a la sede central del grupo, ubicada en la pequeña ciudad alemana de Herzogenaurach.

Esas medidas costarán a la firma 130 millones de euros (mde) en el cuarto trimestre, lo que significa que la ganancia del 2013 caerá muy por debajo de los 70 mde logrados en el 2012. El grupo estimaba previamente un aumento en la utilidad neta del 2013.

Puma afirmó que las ganancias operacionales antes de ítems especiales fueron de 80 mde para el tercer trimestre, frente al promedio arrojado en un sondeo de Reuters de 81.6 mde.

 

 

Siguientes artículos

Economía mundial se recupera con lentitud: FMI
Por

La jefa del FMI indicó que a pesar de que el panorama económico comienza a mejorar, no basta para crear suficientes empl...